Operación retorno en el Celta

Nolito, como antes Mina, entre las opciones que podrían recuperar los vigueses


vigo / la voz

El cambio de rumbo en la política de fichajes del Celta, mirando más al mercado español que al extranjero, trae aparejado un hecho inesperado: la operación retorno. El conjunto vigués se interesó en su día por Santi Mina y ahora lo hace por Nolito e incluso ha sonado también el nombre de Denis Suárez, aunque la opción del centrocampista de Salceda parece complicada a día de hoy.

Nolito formó con Aspas y Orellana el mejor tridente ofensivo del Celta en los últimos tiempos. Fue en la temporada 15/16 que acabó con el equipo clasificándose para la Europa League y con el sanluqueño firmando por el Manchester City a cambio de 18 millones de euros. Su aventura en la Premier duró un año y aunque en el verano del 2017 se especuló con su regreso a Vigo al final su destino fue el Sevilla. Con los hispalenses firmó un buen primer año pero en la liga recién terminada solo disputó cuatro partidos de liga (17 sumando todas las competiciones). En gran medida porque una lesión de peroné le tuvo casi cuatro meses parado. En este bienio no fue convocado por la selección española ni en una sola ocasión, algo que sí sucedía en su tiempos del Celta.

Con este panorama es un secreto a voces que el Sevilla no cuenta con él para que cumpla su último años de contrato en la entidad del Nervión, pero no quiere dejarle salir a coste cero sino que ha puesto un precio de 3,5 millones de euros para recuperar parte de la inversión que hizo en su día (el pagó al City siete millones de euros). Durante este tiempo su valor de mercado ha bajado de doce a tres millones según el portal especializado transfermartk.es.

Esta situación coincide con que el Celta se ha quedado huérfano de extremos esta temporada. Pione Sisto fue el gran sustituto de Nolito, pero el danés está lejos de su mejor versión. Este año Boufal ocupó la demarcación, pero el marroquí no era un jugador específico de banda. Además, estaba cedido y su futuro estaba lejos de Vigo. Uno de los objetivos del equipo vigués es fichar a tres hombres de ataque, dos de ellos, en teoría, para arrancar desde la banda, un territorio que Escribá no pudo explotar.

Nolito estaría encantado de volver. A nadie se le puede olvidar que el atacante vivió en Balaídos su mejor etapa balompédica. Le costó arrancar con Luis Enrique pero cuando lo hizo firmó una segunda parte de campeonato excelente y bajó la batuta de Berizzo rindió a un extraordinario nivel. Entonces era el jugador de referencia del Celta, un papel que a día de hoy es propiedad absoluta de Aspas. El moañés reconoció que con Nolito y Orellana habían formado un ataque de lujo.

Un hándicap, además de las pretensiones del Sevilla, es su edad. Nolito está a punto de cumplir 33 años y sus días de fútbol comienzan a menguar. No obstante, el Celta echó de menos un poco de veteranía esta campaña y el atacante se la podría dar.

La operación de Nolito nada tendría que ver con el hipotético retorno de Santi Mina, que es otro tipo de jugador, con llegada por el centro y que puede jugar de nueve, aunque se puede mover igual por todo el frente de ataque, incluido el flanco izquierdo que en teoría cubriría Manuel Agudo Durán.

La situación de Denis Suárez parece muy complicada aunque el que fuera cadete céltico venga de tener un mal año. Después de militar en el Barcelona y marcharse al Arsenal, el de Salceda necesita un equipo que juegue competición europea para revalorizarse y recuperar el terreno perdido. Por el momento es jugador azulgrana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Operación retorno en el Celta