Radoja habla por primera vez de su situación en el Celta en el último año

La voz VIGO

GRADA DE RÍO

M.MORALEJO

El serbio explica que aceptó la decisión del club y siguió cumpliendo sus obligaciones

07 jun 2019 . Actualizado a las 21:27 h.

El hasta esta temporada céltico Nemanja Radoja ha hablado por primera vez en una entrevista concedida en su país de la situación vivida durante su último año en el Celta. «Me ofrecieron prolongar el contrato, pero no quería. Debido a mi actitud, la gente del club decidió que no fuera parte del equipo, entrenando regularmente pero sin jugar partidos», explica.

Radoja señala que «no podía cambiar» esa situación, así que optó por asumirla y convivir con ella. «Lo acepté y cumplí con mis obligaciones. No participaba ni siquiera en las concentraciones o en los partidos amistosos, pero ahora todo queda atrás», señala. Incide en que su contrato ha terminado y ahora está centrado en «buscar un nuevo entorno».

Radoja se dice «satisfecho» por su rendimiento en el Celta. «Ese desacuerdo de la última temporada fue la única mala experiencia que tuve allí. Todo lo demás, desde mi perspectiva, era ideal», valora. Pero insiste en querer pasar página de esa etapa convulsa. «Ahora soy un jugador libre y estoy valorando la mejor opción para continuar mi carrera».

Sobre su desaparición de la selección, asegura que lo asumió como una consecuencia natural de su total ostracismo en Vigo. «Vi que las cosas en el Celta no cambiarían, que no iba a tener ninguna oportunidad y que literalmente iba a desaparecer del mapa del fútbol durante un año», asume.

Preguntado por ese posible destino, el serbio explica que no puede hablar de nombres pero dejando claro que «hay equipos interesados» en hacerse con sus servicios. «Evaluaré bien lo que necesito y elegiré. No me importaría quedarme en España porque estoy acostumbrado al fútbol de allí, empecé a hablar el idioma, me adapté al clima y en general me siento muy bien. Rodo depende de las ofertas y opciones que aparezcan». En caso de cambiar de país, añade, quiere permanecer en una de las cinco grandes ligas, indica.

Destaca Radoja que a sus 26 años se encuentra en un momento de madurez. «Tengo suficiente experiencia para jugar en una liga fuerte. Cada año puede ser el mejor y estoy pensando en el futuro». Tampoco le preocupa el aspecto físico. «Creo que se notará al principio, pero he hecho mucho entrenamiento y estoy seguro de que volveré pronto a una forma reconocible», cuenta.