El efecto Reconquista frena la caída

La asistencia a Balaídos experimentó un repunte en la recta final de Liga


vigo / la voz

A Nosa Reconquista sirvió para frenar la deriva clasificatoria del Celta y, al mismo tiempo, para terminar también con la línea descendente de los datos de asistencia a Balaídos. Desde el regreso a Primera, en la temporada 2012/2013, los registros medios de espectadores en Balaídos en los 19 partidos que en cada campeonato se disputan en el municipal vigués habían ido cayendo progresivamente. Desde los 20.200 de esa temporada del regreso hasta los 16.200 del curso pasado. En esta ocasión ha habido un pequeño repunte.

Temporada 2018/2019

Casi 5.000 espectadores más con Reconquista

La media de asistencia a Balaídos en la recién terminada temporada está condicionada por los cinco últimos partidos de Liga. En cuatro de ellos (no lo hizo frente al Barcelona), coincidiendo con la campaña de A Nosa Reconquista, el club regaló invitaciones a los socios además de bajar los precios habituales de los billetes. Esto se tradujo en que en todos esos encuentros se superaron los 20.000 espectadores, con una media en los cinco de 21.501. Solo pasó una vez más, frente al Real Madrid. La media de los otros catorce partidos se queda en 16.228, casi idéntica que la de la temporada pasada (16.271), aunque registrando un ligero descenso que hubiera continuado con la tendencia. Y finalmente el promedio real de este curso es de 17.616, con lo que mejora a las dos campañas anteriores.

Mejores entradas

El mejor registro, en la vista del Barcelona a Balaídos

Aunque sin invitaciones (las entradas se pusieron a la venta meses antes), el partido frente al Barcelona fue en el que el municipal vigués presentó mejor aspecto (22.519), seguido de los demás de la Reconquista, que oscilan entre los 20.519 de la Real Sociedad y los 22.315 del Villarreal, y el del Real Madrid. Exceptuando estos, el siguiente mejor dato se registró contra el Atlético de Madrid (19.261), un partido que tradicionalmente genera mucha expectación. A continuación está el Sevilla (17.503).

Peores datos

La entrada más baja, ante el Athletic en lunes

Un factor con una influencia importante en la asistencia de un partido es el horario. Y precisamente la peor entrada del curso fue en un encuentro disputado en lunes, frente al Athletic Club el 7 de enero (acudieron 13.266 aficionados). También por debajo de los 14.000 se quedó el Celta-Huesca (13.463), disputado en sábado a las 13.00, un horario con poca aceptación por parte del celtismo. Además, sin superar la barrera de los 15.000 estuvo también el Celta-Getafe (14.330), programado para un lunes a las 21.00 horas.

Evolución

Un bajón de 6.000 espectadores desde la vuelta a la élite

El día en que el Celta volvía a jugar un partido de Primera tras cinco años de ausencia, 16.360 aficionados ocuparon las gradas de Balaídos. Sin embargo, en cuatro partidos de ese año se superaron con creces los 20.000 (Barcelona, Real Madrid, Deportivo, Athletic Club y Atlético de Madrid) y en uno los 30.000. Ese encuentro fue el Celta-Espanyol de la mítica salvación del 4 %, que tiene el récord en estos siete años. Un registro inigualable si se tiene en cuenta que desde entonces, con las reformas que se han efectuado, el aforo ha bajado.

Altos y bajos

39 partidos de 133 por encima de los 20.000 espectadores

De los 133 partidos como locales de los celestes en estas siete temporadas, casi un tercio estuvieron por encima de los 20.000 espectadores. Esa cifra incluye los siete duelos frente a Real Madrid y los siete frente al Barcelona, así como los cinco derbis que ha habido en este período. El grueso de los encuentros están entre los 15.000 y los 20.000 (un total de 69) y los restantes, 25, estuvieron por debajo de los 15.000, aunque sin quedarse nunca por debajo de los 10.000 en Liga.

Otras competiciones

El Balaídos más desértico, en la Copa del Rey

Si en Liga nunca se ha bajado de los 10.000 espectadores en los últimos años, no se puede decir lo mismo de la Copa del Rey. El Balaídos más desértico entre agosto del 2012 y la actualidad fue el del 13 de enero del 2016, cuando solo 5.695 espectadores vieron in situ al equipo clasificarse para cuartos ante el Cádiz. Hay otros tres partidos en los que no se llegó a los 10.000. Además, en la Europa League la media fue de 19.229, con 26.202 ante el Manchester.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El efecto Reconquista frena la caída