La ciudad deportiva del Celta se somete al veredicto de las urnas

Los partidos de la oposición tumbarán el proyecto del macrocentro comercial que defiende la popular Nidia Arévalo al no modificar el Plan Xeral si gobiernan


Vigo

Las elecciones municipales del domingo también afectarán al Celta, aunque no en Vigo, sino en Mos. Porque del resultado electoral del municipio limítrofe con la urbe dependerá en gran medida el futuro del proyecto de ciudad deportiva y centro comercial del conjunto celeste. Si la popular Nidia Arévalo revalida su mayoría absoluta la sociedad que preside Carlos Mouriño tendrá un importante apoyo para aprobar la modificación del PXOM que debe dar viabilidad al proyecto del club, pero si hay un cambio de gobierno tanto GañaMos, como PSOE y BNG, ya han adelantado que tumbarán esa propuesta de modificación, lo que convierte a estos comicios en una especie de referendo para la apuesta de Mouriño pueda convertirse en realidad.

Nidia Arévalo, la candidata a la reelección del Partido Popular, con nueve concejales en la pasada legislatura, sostiene su apoyo a la iniciativa, pero con el plácet de los vecinos. «Non me canso de repetir que o proxecto do Celta se fará só se os veciños queren, pero estou segura e sigo defendendo que este proxecto só pode beneficiar a Mos e aos seus veciños». La cabeza de lista popular dice del resto de los partidos que «xa se posicionaron ao respecto. Non están co futuro de Mos. É o non polo non».

Los tres partidos que estuvieron en la oposición y ahora aspiran a gobernar aseguran sin ambages que la modificación del PXOM no irá adelante si ellos acceden al gobierno y por la tanto el proyecto del Celta no sería viable. «A modificación do PXOM no momento que entremos no goberno municipal vai a ser a segunda medida que imos a tomar logo de solicitar unha auditoría para saber do estado das contas», comenta Román González, el cabeza de lista de GañaMos, entidad que obtuvo cuatro actas en el 2015 y que desde el primer momento se ha posicionado en contra del proyecto.

El discurso del PSOE va en la misma línea. «Se o Partido Popular saca maioría vai tentar traer o proxecto do Celta para Mos e do contrario as forzas de esquerda tentaremos paralizalo. Os tres partidos da oposición agora estamos dacordo en que non queremos centro comercial en Mos, nos terreos de Tameiga porque son os comuneiros os que teñen que decidir e dixeron que non queren ese proxecto, e nós estamos con eles», dice Victoria Alonso, que también anuncia su propuesta de crear un gran parque forestal en el área afectada por la iniciativa del Celta.

El BNG, la cuarta fuerza con representación, recuerda que «para que se modifique primeiro teno que aprobar a Xunta e hai que aprobalo no Concello e dependendo da maioría vaise aprobar ou non, e os tres partidos da oposición nos comprometemos a parar a modificación do PXOM para que non saia adiante».

El conflicto, tema destacado en la campaña y en los programas electorales

El proyecto del Celta en los montes en mano común de la parroquia de Tameiga ha estado muy presente en la campaña electoral que finaliza en la media noche de hoy. Comenzando porque el asunto tuvo hueco en el programa electoral de casi todos los partidos que concurren a los comicios. «Foi un tema principal de campaña porque quixemos explicar a nosa postura para deixar os temas claros», dice Román González desde GañaMos, que considera que «un pelotazo urbanístico de esta índole non vai a traer nada bo ao conxunto da veciñanza».

Desde el Bloque hicieron una matización sobre la influencia de este asunto en campaña. «O proxecto non afecta a todo o Concello, senón a dúas ou a tres parroquias, e o resto non mostra demasiado entusiasmo polo proxecto pero nós estamos denunciando un pelotazo e a xente así o entende». Puntualiza Gustavo Barcia que en las parroquias afectadas sí tuvo mucha repercusión «e os veciños están moi movilizados en contra do proxecto. Os comuneiros de forma abrumadora votaron en contra, igual que as traídas de augas».

El PSOE incluyó un punto en su programa «para blindar o monte fronte a especulación urbanística», dice Victoria Alonso, que ve a muchas gente preocupada en cómo va a finalizar este asunto.

Nidia Arévalo, la cabeza de lista del PP, considera que el tema apareció en campaña porque «hai intereses en manter vivas as falsidades e as mentiras que se dixeron desde o principio, sobre todo en relación co monte e a auga, e sobre todo neste tempo de campaña». Los populares no lo incluyeron en su programa de campaña «porque está nunha fase previa de estudo e só se fará se os veciños queren».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ciudad deportiva del Celta se somete al veredicto de las urnas