El celtismo no entiende de virtualidad

La afición agota en ocho horas las invitaciones para el duelo frente al Rayo


Vigo

Iago Aspas comentaba tras el partido del domingo en San Mamés que quería que Balaídos fuera una fiesta y corresponder a la afición con una victoria que pusiera fin a una temporada que calificó como «angustiosa». Con esa misma idea de hacer del municipal vigués una fiesta, centenares de personas se lanzaron ayer a las taquillas del estadio para conseguir una de las invitaciones que el club ofreció a sus socios. Y duraron ocho horas hasta que alrededor de las 19.00 ya no quedaban. El celtismo fue en masa fiarse de la salvación virtual, ni de la opción online para tramitar los billetes.

Porque parece que acabar con las colas es tarea imposible cuando se habla del Celta. El club, que repetía esta misma medida con respecto a tres de los cuatro anteriores partidos en casa -se interrumpió frente al Barcelona-, anunció el lunes que las invitaciones estarían disponibles desde el mismo momento (las 11.00 horas) en taquillas e Internet, pero no fueron pocos los que a pesar de poder hacerlo en la web, y en muchos casos desconfiando de su correcto funcionamiento, se decantaron por la vía presencial.

El celtismo se enfrenta un partido peculiar. No es una final a vida o muerte por la permanencia en la medida en que tiene unos condicionantes diferentes y muy particulares, pero tampoco es un encuentro sin nada en juego, por mucho que la opción de descenso pase por una carambola. Por eso el celtismo se volvió a movilizar, sin dar en absoluto por hecha una salvación que de nuevo quieren empujar al equipo a que consiga con una victoria ante el Rayo.

«O derradeiro paso»

La Federación de Peñas del Celta convocó ayer el quinto recibimiento consecutivo al equipo. La cita será en la explanada de Tribuna a las 18.45 del sábado, dos horas antes de la hora fijada para el inicio del partido frente al Rayo Vallecano, y el lema escogido en esta ocasión es O derradeiro paso.

Aunque inicialmente los recibimientos al equipo eran una medida esporádica reservada para grandes ocasiones, en este tramo final, y coincidiendo con la campaña lanzada por el Celta para los últimos partidos de Liga, se ha repetido en los cuatro de casa. En todos los casos (Villarreal, Real Sociedad, Girona y Barcelona) la respuesta de la afición a la llamada fue un éxito y el equipo correspondió con victorias.

Además, el club informó ayer de que todos los aficionados que lo deseen, sin necesidad de presentar carné de socio ni entrada, podrán acceder desde las 16.30 horas y hasta las 18.45 al interior de la Grada Siareiros a través de la puerta 16 de Río Bajo. Allí habrá un DJ y también choripán y cerveza gratis como frente al Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El celtismo no entiende de virtualidad