El Celta se jugará buena parte de su futuro en cuatro días

Los partidos frente a Villarreal y Huesca se jugarán en menos de una semana


Vigo

La peor situación clasificatoria del Celta en las seis últimas temporadas llega cuando el curso 18/19 entra en su recta final.

A falta de diez jornadas para la conclusión del campeonato, el Celta se jugará media vida a la vuelta del parón con dos partidos ante rivales directos en el margen de cuatro días. El sábado 30 de marzo recibirá al Villarreal en una final con mayúsculas y a continuación viajará a Huesca, que reanudará la liga visitando al Real Madrid. A los dos les ganó en la primera vuelta y ante ambos le toca defender el punto extra del golaveraje que puede resultar determinante.

A los vigueses solo les quedaría después un duelo directo con el Rayo Vallecano en la última jornada, aunque pensar en finales de mayo parece ahora una utopía dada la situación. En la ida perdieron por dos goles (4-2).

De los cinco implicados el mejor calendario a priori es el del Valladolid, al que solo le resta enfrentarse al Atlético de los tres grandes y que además tendrá seis partidos en Zorilla. Además le tiene ganado el coeficiente particular al Celta y el Villarreal.

A los castellonenses todavía le resta por enfrentarse con Real Madrid y Barcelona y tienen una eliminatoria de Europa League a muerte con el Valencia que los podría dispersar. El Rayo tiene en el Real Madrid el principal escollo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

El Celta se jugará buena parte de su futuro en cuatro días