La lucha de Néstor Díaz por volver a tener una oportunidad en el fútbol

M. V. F. VIGO

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

El que fue portero del Celta B, que llegó a debutar en Primera, lleva sin equipo desde la pasada campaña

14 feb 2019 . Actualizado a las 15:26 h.

A Néstor Díaz le está tocando vivir una de las caras más amargas del fútbol. Suele usarse esa expresión cuando hay de por medio graves lesiones, pero el que fue portero del Celta B está sano. Su lucha es encontrar una oportunidad en forma de equipo donde volver a sentirse futbolista y demostrar sus cualidades. Han pasado dos mercados -el del pasado verano y el reciente de enero- sin que haya podido conseguirlo.

Las cosas se torcieron para Néstor cuando finalizada su etapa en el Celta B -«me hubiera gustado seguir, pero el club necesitaba otras cosas y lo entendí»- asumió un nuevo reto en el Badajoz. «Los diez primeros partidos puntuamos muy poco y a partir de ahí, todo fue cuesta abajo. Hubo dos derbis que allí son importantes y que no ganamos, conmigo de portero, y a nivel personal fue lo peor que me pudo pasar» rememora.

M.MORALEJO

A raíz de aquello, comenzó a no jugar y llegado el mercado de invierno, justo a pocos días del final, le comunicaron que no contaban con él y que, además, había fichado a otro cancerbero a sus espaldas. Me sentí engañado. De decirme que contaban conmigo pasaron a comunicarme que no quería que siguiera cuando faltaban pocos días para el cierre del mercado y apenas tuve tiempo para encontrar equipo», rememora con amargura. Y hasta hoy, que continúa en la búsqueda.