Un Celta por debajo de las expectativas

Preocupación por una situación clasificatoria derivada de un plantel que no rindió al nivel esperado y necesita fichajes porque está descompensado y porque Cardoso no ofició de revulsivo


vigo / la voz

Preocupación por la situación deportiva con el partido de mañana en Vallecas con la etiqueta de trascendental para evitar meterse de lleno en la pelea por la permanencia. Ese es el diagnóstico de los entrenadores consultados por La Voz y que de un modo unánime consideran que el Celta debe acudir al mercado en busca de jugadores que equilibren una plantilla huérfana de un tercer delantero y de un defensa (central y lateral izquierdo). El nivel de la plantilla celeste, a punto de acabar la primera vuelta, no ha cumplido las expectativas que había generado. Tampoco aprueba Cardoso, quien perdió parte de su crédito en el partido del pasado lunes y que paga el peaje de los malos resultados. El efecto revulsivo desde el banquillo se esfumó sin que surtiera el efecto deseado.

¿Cuál es la situación clasificatoria actual?

La unanimidad, con diferente índice de alarma, marca los análisis y va desde la preocupación hasta recordar lo difícil que le resulta vivir en la lucha por la permanencia a equipos pensados para otros menesteres. «Das ilusións que se pensaban cunha posible vitoria que era engancharse a Europa pasouse a unha decepción que é ver os postos de descenso moi preto. Non é nada doado de saír, aí está a situación do Athletic e o Vilarreal que empezaron pensando nos postos de arriba. A derrota fixo moito dano, sobre todo no afeccionado», comenta Milucho Alonso, mientras Antonio Gómez ya le pone etiqueta al partido de mañana: «Transcendental». Incluso Rafa Sáez tira de pragmatismo para recordar que «o importante é que o Rayo non sume tres». El empate en Vallecas mantendría la distancia de cinco puntos. Moncho Carnero, más que por la clasificación, está preocupado «por la falta de intensidad» que los célticos exhibieron ante el Athletic.

¿El nivel de la plantilla responde a las expectativas creadas?

Gómez y Carnero son los más críticos a la hora de hablar del nivel de la plantilla. «Ya dije alguna vez que estaba sobrevalorada», recuerda el segundo, que no se arruga al decir que «no está mostrando el nivel esperado, aunque yo dije siempre que era un equipo para pensar en la salvación. Este año se nos vendió Europa casi de calle e incluso Champions, y partiendo de eso la temporada es un fracaso. Yo soy crítico con los jugadores». Rafa Sáez no va de la mano en este aspecto ya que considera que «o Celta ten unha plantilla de perfil medio alto que pode competir con calquera entre o posto seis e doce, pero que necesita ter a todos os futbolistas dispoñibles», precisando que hay muy diferencia de nivel «e cando hai que tirar do plan B o equipo reséntese se non ten aos seus xogadores importantes». Dicho esto, Gómez también alude implícitamente al rendimiento: «No creo que las plantillas de Leganés, o Alavés, incluso, sean superiores».

¿Está descompensada la plantilla?

La respuesta colectiva es afirmativa. Milucho Alonso comienza hablando del exceso de tráfico en el centro del campo: «Hai moita xente no medio campo e por meter tanta xente igual se xoga con relativa falta de velocidade, a posesión é estéril moitas veces porque no lle dá profundidade ao equipo. Creo que o medio campo está demasiado poboado de xogadores para unha plantilla para unha sola competición», una idea que comparte Moncho Carnero: «Creo que hay mucho media punta, perfiles parecidos que hacen que no haya muchas opciones de cambio». Antonio Gómez pone como ejemplo la coincidencia de tres jugadores de primer nivel para la misma posición: Okay, Lobotka y Beltrán «tres futbolistas muy buenos que quieren jugar en el mismo puesto. Se necesitan variantes, no jugadores del mismo corte». Gómez sigue sin entender el ostracismo de Radoja recordando que club aprovecha a los cedidos aunque, igual que el serbio, se vayan al acabar el curso.

¿Qué debe fichar el Celta en el mercado?

Delantero y central encabezan una lista en la que también se contempla la figura de un lateral izquierdo. Rafa Sáez alude al hándicap histórico en la retaguardia: «O talón de Aquiles no Celta a nivel individual está na parte de atrás, non ten unha solidez que lle permita manter o marcador a cero». Sobre la defensa, Milucho se pregunta por qué Júnior Alonso se marchó sin llegar a jugar de central izquierdo y recuerda una máxima del fútbol incompleta en Vigo: «Os equipos de máximo nivel se estruturan dende un goleador e os de medio nivel dende unha boa defensa e a partir de aí ser capaz de facer o teu xogo». Con Aspas lesionado y con solo dos delanteros en nómina, fichar a un nueve (para que sume en número) es otra prioridad. «Se necesita un delantero, pero no para mejorar, sino que es necesario en cuanto a número. No entiendo por qué dejaron marchar a Beauvue», explica Antonio Gómez. Moncho Carnero no se olvida de la banda izquierda defensiva: «Fichar a un lateral izquierdo es una necesidad tremenda», un perfil que no escapa a la crítica colectiva. «Juncà chega ben pero ten problemas na toma de decisións no centro e por detrás as costas quedan baleiras», relata Milucho.

¿Qué ha aportado Cardoso desde su llegada?

El luso no alcanza el aprobado después de dos meses en Vigo. «Por el momento ha aportado buenas intenciones, no le veo más», asegura Gómez. Carnero no es menos duro: «Hasta ahora no me demostró nada, debe mejorar mucho el rendimiento porque vino para eso. El lunes no hubo ni juego ni actitud y con los cambios no consiguió nada». Rafa Sáez evita la calificación, pero reconoce sin tapujos que el efecto cambio de entrenador se esfumó sin ningún rédito: «A nivel de resultados non se produciu o nivel que se esperaba. O peor é que despois do troco de adestrador non hai un cambio a nivel de puntuacións e a día de hoxe as sensacións son de preocupación e agora hai que pensar que en vez de mirar para o banquillo tamén hai que facelo para xogadores que perden confianza». Milucho Alonso dibuja una involución: «Chegou con moitas ilusión, dando unha idea de fútbol clara e combinativa, a min dame a impresión que pouco a pouco vai matizando un pouquiño a idea», situando en el debe del segundo técnico del curso la renuncia a la Copa del Rey. Con respecto a los últimos partidos en casa, quiso matizar que «o día do Leganes faltou velocidade e os tres puntos de Athletic poñen as orellas acesas a todo o mundo». Antonio Gómez se mostró crítico con el plan de juego: «Ese fútbol tan horizontal, tan académico en el que no traspasas líneas y en el que se busca una excesiva elaboración es un fútbol que no me gusta». Moncho Carnero es más directo: «Creo que es demasiado teórico y que le falta práctica. Creí que había solucionado problemas, pero ya tengo mis dudas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Un Celta por debajo de las expectativas