El gobierno municipal rechaza realizar una auditoría de Balaídos

El Pp llevó al pleno una moción por la situación del estadio


Vigo / La Voz

El pleno municipal de Vigo rechazó con la mayoría del grupo socialista la moción presentada por el Partido Popular sobre el estadio de Balaídos. En ella, los populares instaban al gobierno a realizar una auditoría externa independiente sobre el conjunto del estadio y, especialmente, de las gradas de Marcador y Gol, así como a hacer público el informe a su finalización.

Los populares reclamaron también que se finalizasen las obras de Río completando el alumbrado, renovando los asientos y mejorando la accesibilidad, así como presentar de forma inmediata una propuesta de concesión administrativa del estadio. En esta línea, los populares también instaron al gobierno de Abel Caballero a abandonar lo que consideran «a súa política de boicot ao Celta».

La mayoría socialista en el concello vigués impidió que la moción popular avanzara, pero ayer en el pleno se percibió de nuevo que el Celta y el estadio se han convertido en un arma arrojadiza entre las distintas fuerzas políticas.

La denuncia pública que muchos aficionados célticos hicieron tras el último encuentro en casa por los desperfectos que presentaba la grada de Gol puso de nuevo el foco en el estado de las zonas sin renovar. Caballero aseguró que en un plazo breve de tiempo recibirá los proyectos de reforma y garantizó la seguridad de Gol después de que un técnico realizase una revisión a la estructura.

El Celta, en un burofax, reclamó al Concello que le garantizase que podría abrir la grada con normalidad y seguridad para el partido contra el Athletic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El gobierno municipal rechaza realizar una auditoría de Balaídos