Tres años de la «camiseta para toda la vida»

El 24 de diciembre del 2015 el Celta publicaba un vídeo con la voz en off de Berizzo que conquistó a la afición


El 24 de diciembre del 2015, hace tres años, el Celta publicaba un vídeo con un mensaje en la voz de Eduardo Berizzo que caló en la afición. En concreto, hubo una frase que ya ha quedado grabada en el imaginario colectivo, aquello de «escúchenme bien: esta no es una camiseta para los domingos, es una camiseta para toda la vida», con la que se dirigía a la afición.

En aquel vídeo Berizzo hacía referencia a algunos de los grandes nombres de la historia reciente del equipo, de la que él también forma parte como jugador. Desde futbolistas que compartieron vestuario con él, como Mostovoi o Mazinho hasta Gudelj, pasando por aquellos a los que en ese momento tenía a sus órdenes, caso de los canteranos Hugo Mallo y Iago Aspas. Y recordaba que el club ha vivido momentos malos, pero también otros de felicidad absoluta.

Este era el texto completo de aquel documento bajo el título de A camiseta é a camiseta, un eslogan que el celtismo ya ha hecho suyo: «Esto es más que 150 gramos de tela celeste, es más que una prenda colgada en una percha, es más. Es la camiseta nuestra, es la nuestra. No es la camiseta de las carreras de Hugo ni de los pases de Augusto o aquello de ‘Maza’. Tampoco de la maravilla de Mosto en el campo, Nolito en la banda, ni siquiera los goles que metió Vlado y ahora nos regala Iago. Es la camiseta que llora, que siente, que canta, que cratalea en la grada y al minuto explota de alegría. Esa es nuestra camiseta. Esta camiseta estuvo abajo, pero también muy arriba. No es, ni ha sido, la camiseta de un equipo de once, es la camiseta de todos. Escúchenme bien: esta no es una camiseta para los domingos, es una camiseta para toda la vida».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres años de la «camiseta para toda la vida»