El Celta exige garantías ante el Athletic y Caballero anuncia obras

Los técnicos descartan fallos estructurales y se realizarán pequeñas reparaciones


Vigo / La Voz

Las gradas de Balaídos siguen en el punto de mira. Ayer el Celta envió al Concello un burofax en el que Carlos Mouriño reclamaba a Abel Caballero que garantice que ante el Athletic de Bilbao, el 7 de enero, el club podrá abrir las bancadas de los fondos con seguridad. Así mismo, pedía saber si el estadio superó las inspecciones técnicas correspondientes y declaraba la preocupación exigente en el club por el estado del estadio.

Por medio de un burofax Carlos Mouriño se dirigió al alcalde para trasladarle «a nosa preocupación polo estado do estadio de Balaídos». El presidente se hizo eco de la situación de la grada de Marcador, denunciada por los seguidores, y solicitó «novamente que nos conteste se no seguinte partido en Balaídos, contra o Athletic Club de Bilbao, podemos abrir ditas bancadas».

En su misiva al regidor insistió en preguntar si el estadio había superado las inspecciones técnicas correspondientes, así como cuál había sido su resultado.

Mientras el Celta remitía el burofax al Concello, el alcalde, en Radio Vigo, desgranaba las medidas que están adoptando desde Praza do Rey y aseguraba que se realizarán pequeñas obras de urgencia para reparar algunas zonas afectadas. Caballero defendía además que los técnicos municipales no han detectado ningún fallo estructural en el estadio y que garantizan la estabilidad en toda la grada.

Según manifestó Caballero, un técnico municipal revisó la estructura y «no vio ninguna debilidad de la estructura ni deterioro», por lo que constató que la situación actual es la misma que en el 2013. Sin embargo, el Concello vigués tomará medidas con las «pequeñas cosas que no son fallos de estructura, son fallos de una pared, fallos de una plancha en el suelo... Ya tenemos un plan para repararlo de forma inmediata».

Caballero avanzó que en un plazo breve tendrá el proyecto para las nuevas gradas de Gol y Marcador. «Me lo darán en diez o quince días, luego habrá que tomar la decisión de en qué grada empezamos para decirle al Celta, en un plazo razonable, para repartir a la gente por el campo». Luego llegará la hora de firmar los convenios, la licitación y la obra, para la que el alcalde confía en tener el apoyo de Zona Franca. No se atreve a dar plazos, si bien está seguro de que licitarán la reforma antes de fin de temporada.

Moción del PP

Por su parte, el PP de Vigo anunció que presentará una moción para el pleno del día 26 solicitando la realización «urgente» de una auditoría externa que garantice la seguridad en todo el estadio, atendiendo al «miedo de muchos aficionados a un nuevo Marisquiño».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Celta exige garantías ante el Athletic y Caballero anuncia obras