Apeh, fin a tres meses de calvario

El delantero del Celta B vuelve a una convocatoria después de descartarse el problema cardíaco que le obligó a parar durante 12 jornadas consecutivas


vigo / la voz

«Muy buenas noticias en el Celta B. El joven delantero nigeriano Emmanuel Apeh regresa a una convocatoria del filial tres meses después de su último partido». Con este comunicado finaliza del mejor modo un culebrón que comenzó el pasado 17 de septiembre y que amenazó con dejar fuera del fútbol al delantero fichado para el filial el pasado verano. Porque una prueba médica hizo saltar las alarmas al detectar un posible problema cardíaco que finalmente, y por fortuna, no revestía tanta gravedad. Ahora debe apurar su puesta a punto para volver a ser un delantero letal como había demostrado en el arranque liguero. De hecho, todavía hoy, tres meses después, sigue siendo el máximo goleador del Celta B con tres dianas (igual que Pastrana).

Apeh acaba de vivir un trimestre de pruebas. Con el club en silencio (incluso más hermético de lo habitual), el único interlocutor para saber de la evolución del nigeriano era su entrenador, y durante este tiempo Rubén Albés repitió de un modo machacón que su futbolista estaba «pendiente de pruebas». El Celta no se quedó quieto y visitó a diferentes especialistas para descartar cualquier lesión. Durante este tiempo Manolito -su nombre de pila desde sus tiempos del Lorca- se dedicó a reposar y a acompañar al filial en los entrenamientos, pero sin llegar a ejercitarse hasta que el panorama se aclaró por completo.

El gran temor es que Apeh padeciese una dolencia cardíaca (algunos llegaron a poner la del madridista Dani Carvajal como ejemplo, que según su club padecía un proceso vírico con afectación al pericardio) que le obligara a dejar el fútbol con tan solo 22 años (nació en la localidad nigeriana de Kaduna en octubre de 1996). Curiosamente, pese al alarmismo el lateral blanco solo estuvo un mes parado, un tiempo que triplicó el céltico, que ahora vuelve tras disiparse todas las dudas.

Su regreso parece el mejor fichaje posible para el filial. Apeh, captado el pasado verano por un año con tres más opcionales), fue uno de los destacados de la pretemporada del primer equipo a las órdenes de Antonio Mohamed. Marcó el primer gol del verano (al Córdoba en Portonovo) y tuvo protagonismo en partidos como el de Braga.

Comenzada la temporada con el Celta B, Manolito marcó tres goles en las cuatro primeras jornadas. Se estrenó en la ópera prima ante el Guijuelo con un doblete y volvió a anotar en el derbi ante el Coruxo. «Non nos volvamos locos con Manu», avisó Rubén Albés para intentar sosegar el foco que se había creado entorno al recién llegado por su pegada.

Sin embargo, a mediados de septiembre todo dio un giro inesperado. Apeh no entró en la convocatoria para el partido ante el Rápido de Bouzas y desde entonces se perdió de un modo consecutivo doce encuentros, aunque durante este tiempo no ha dejado de ser un habitual en Barreiro para apoyar a su equipo.

Después de recibir el alta ayer, hoy viajará con el resto de sus compañeros a Ponferrada con el deseo de volver a sentirse futbolista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Apeh, fin a tres meses de calvario