La concentración, la mejor arma de un central que va a más


Ante el Villarreal David Costas me sorprendió muy gratamente. Sé que es un chico que tiene muy buenas condiciones porque le sigo desde que estaba en el Celta B, y la sensación es que ha pegado un golpe sobre la mesa. Le vi tremendamente concentrado, sin cometer un solo error y jugando a un nivel muy alto.

Costas estuvo muy centrado todo el encuentro y cuando haces eso tienes muchísimo ganado. Cuando estaba en activo, a menudo se hablaba de Puyol como el mejor central español, y lo era no solo por ser bueno técnicamente, sino porque su principal cualidad era la concentración, no cometía errores. David marca bien, anticipa y es rápido, maneja todos los aspectos, pero su mayor virtud es que juega muy centrado, lo que minimiza los fallos.

A partir de ahora va a crecer con los partidos. Lo que le faltaba era continuidad porque no es fácil jugar unos pocos encuentros y tener confianza. Ahora la va a ganar, lo mismo que el respeto de todo lo que lo rodea, y eso hará que mejore. Cuando juegas más a menudo y la gente ve que eres buen futbolista, aunque cometas un error lo van a entender. Si juegas muy poco y cometes un fallo te sientes más señalado.

Es importante tener en cuenta que David ha quitado el puesto a dos veteranos inamovibles como Cabral y Roncaglia. Ha desbancado a dos jugadores con un currículo importante y con muchísimos partidos encima, lo que quiere decir que algo tiene que tener. Esa concentración, sumada a que no ha despegado los pies del suelo, hará que sea consciente de que no se pueda confiar. Y eso será positivo para su futuro.

El nuevo entrenador busca un central con salida de balón y con buenas cualidades técnicas, y este chico las tiene. Es un jugador disciplinado y que tácticamente entiende el fútbol. De los cinco centrales que hay en el vestuario probablemente es el que mejor reúne esas condiciones.

Durante los últimos años Costas ha ganado en el apartado físico. Se ha puesto muy fuerte y en los choques va a aguantar las embestidas. Se vio contra el Villarreal que con Bacca aguantó un par de buenos empujones, y además es un futbolista que no entra al trapo. Va a lo suyo y no cae en las provocaciones. Ha vivido varias cesiones y eso te hace más fuerte, aprendes a convivir con otros futbolistas, otros ambientes, seguro que esas vivencias en un 80 % han sido beneficiosas.

Autor Patxi Salinas Exfutbolista y entrenador

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La concentración, la mejor arma de un central que va a más