El Celta B se reencuentra con el triunfo ante el líder

Un gol de Alende y un soberbio ejercicio defensivo le dieron la victoria a los de Rubén Albés


vigo

El Celta B se reencontró con el triunfo once jornadas después y lo hizo a costa del que era líder Fuenlabrada. Lo consiguió con un gol tempranero del central Diego Alende y con un ejercicio de solvencia defensiva al que únicamente le faltó la puntilla en el arranque del segundo tiempo para evitar un sufrimiento innecesario.

El filial ejecutó casi a la perfección el plan de partido diseñado por Rubén Albés, que apostó de inicio por Ros de comodín al alternar la posición de central y mediocentro y Fontán se desdoblaba entre el lateral, con el auxilio de Solís, y el central. Todo para reforzar el sistema defensivo ante un líder cargado de buenos peloteros, de centímetros y sobrado de talonario.

El plan del Celta B salió reforzado a las primeras de cambio, porque a los cuatro minutos los célticos ganaron hasta tres duelos aéreos en el área rival y el balón dividido fue aprovechado por Diego Alende para impactar una volea que se coló en la portería de Biel Rivas.

El tanto dio paso a un plan de partido que pasaba por el filial defendiendo y contragolpeando y el líder viviendo en campo contrario. Aun así a los madrileños no le resultó fácil visitar la guarida de Iván Villar hasta la recta final y por contra una salida de Dani Vega se estrelló con el lateral de la red.

El Fuenlabrada, que por momentos mostró su lado duro, solo metió miedo de verdad con un disparo cruzado de Cedric y un cabezazo de Glauder que sacó Solís del mismo modo bajo palos. Un par de avisos que animaron al Celta B a tener un poco más de contacto con el balón, quizás el único pero de todo el primer tiempo.

El segundo tiempo fue distinto. El cuadro madrileño se fue diluyendo y el Celta B además de controlar el partido en defensa lanzó un buen número de contragolpes que le debieron reportar el tanto de la tranquilidad, pero Dennis Eckert, especialmente, no tuvo su día y hasta erró un remate franco con la portería para él dándole tiempo a Biel Rivas a recuperar el esférico con una estirada.

Con el 1-0 los últimos minutos fueron una sucesión de centros laterales del Fuenlabrada lo que llenó Barreiro de incertidumbre, aunque el único remate con peligro, de Fraile, se fue al lateral de la red.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Celta B se reencuentra con el triunfo ante el líder