Iago Aspas, un todocampista imposible de cubrir

El de Moaña no pudo marcarle al Villarreal


Vigo / La Voz

A Iago Aspas se le sigue resistiendo el Villarreal. En su quinto intento se quedó con las ganas de marcarle a los amarillos, pero más allá de ese gol negado, lo cierto es que el de Moaña hizo de todo, y todo bien.

Aspas ya no es delantero. En realidad se ha convertido en todocampista. De partida, la pizarra le ubica en compañía de Maxi Gómez en los metros finales del 4-4-2, pero en la práctica el internacional lo mismo surge en la línea de tres cuartos que achica balones y los recupera en la medular. Probablemente esa es una de las claves del equipo. El Villarreal no sabía cómo atarlo en corto y Iago surgía donde le apetecía. Lanzaba ataques de la misma manera que les ponía la puntilla. Una pesadilla imposible de marcar. Tuvo una asistencia y un disparo, pero su trascendencia fue mayor. Cada vez que había un problema, su bota fue un puerto seguro.

El moañés, que superó a Gustavo López con su partido 296, cumplió 150 en Primera. Además, ha participado en 100 goles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Iago Aspas, un todocampista imposible de cubrir