Cardoso: «Vino bien darle energía a los que no estaban jugando»

El técnico defiende su apuesta, niega que el resultado «fuera una cuestión de delanteros» y alega que pronto el equipo estará preparado para «disputar dos partidos en una semana»


Miguel Cardoso, entrenador del Celta, no estaba muy contrariado con la eliminación temprana en Copa que vino motivada, a su juicio, por «dos goles brutales» de la Real Sociedad.

«Sus goles fueron de calidad increíbles y es lo que marcó la diferencia», señaló el técnico del Celta, que aseguró que en el primer tanto de Mikel Oyarzabal «no lo habríamos parado ni poniendo dos partidos y en el segundo estábamos avisados de Januzaj pero le pegó muy bien».

Cardoso vio el vaso medio lleno en el juego vigués, recordó que Asier Garitano había dicho que llevaba preparando este partido «desde el mes de agosto y nosotros sólo desde hace tres semanas y la respuesta fue buena».

No quiso entrar a valorar qué hubiera ocurrido si Iago Aspas y Maxi Gómez hubieran jugado más tiempo, entraron avanzada la segunda mitad, no cree que el resultado del encuentro fuera «una cuestión de delanteros», y respaldó su decisión aludiendo a «un contexto» y entendiendo que pudiera no compartirse la misma. Dijo también que este encuentro vino bien para «dar energía a jugadores que no estaban jugando».

«En un futuro estaremos preparados para ser competitivos dos veces en semana pero todavía tenemos que trabajar para ello», lamentó Cardoso, que felicitó a una Real que tiene «diferentes valores aunque el Celta estuvo agresivo con y sin balón para hacerles frente».

No quiso escudarse en el estado del terreno de juego, en un partido en el que hubo muchas caídas de futbolistas de ambos equipos, y comentó que «las condiciones del campo fueron iguales para ambos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cardoso: «Vino bien darle energía a los que no estaban jugando»