Okay se instala en la titularidad

El mediocentro defensivo turco acumula cuatro partidos en el once con un rendimiento al alza después de vivir un arranque complicado en el Celta


Vigo

Okay Yokuslu (Izmir, Turquía, 1994) no ha dejado pasar la oportunidad. Después de una lesión y un tiempo de espera el mediocentro defensivo ha aprovechado la ausencia de Lobotka para asentarse en el once, pero no de un modo coyuntural, sino creciendo en cada partido. Por el momento ya encadena cuatro titularidades consecutivas (dos con Mohamed y otras tantas con Cardoso) y todo apunta que llegó a la sala de máquinas para quedarse. Ni Beltrán y Stan, cuando regresen, lo tendrán fácil con un futbolista que valió seis millones de euros y que es una de las debilidades de la secretaria técnica del club.

Okay no llegó con buen pie a Vigo. Se lesionó en el segundo encuentro amistoso en Braga y se perdió toda la pretemporada, lo que ralentizó el proceso de adaptación y llegada la liga comenzó por detrás de Beltrán y Lobotka. De hecho tuvo una presencia testimonial ante Levante y Atlético. Su primer partido como titular en LaLiga fue ante el Valladolid y cuatro días después repitió en Valencia, en un once ultradefensivo, pero fue uno de los sacrificados en el descanso para cambiar el perfil del equipo.

Ahí volvió a un plano secundario (ante Getafe y Eibar) que se rompió de un modo definitivo desde el partido con el Betis en el Villamarín. Ese día el otomano volvió al once y desde entonces acumula cuatro partidos consecutivos en la formación inicial, los dos últimos ya con el nuevo entrenador.

Y durante este tiempo Okay ha ido a más. Comenzó con dudas para entender el juego y con errores en la salida de balón para poco a poco asumir su rol en el centro del campo. Con Cardoso han vuelto los tiempos de Unzué cuando el mediocentro defensivo del Celta se metía entre centrales para sacar el balón en corto, algo que asume Okay, que además debe encargarse de hacer las coberturas precisas para equilibrar el equipo. Cuando el posicionamiento es largo el otomano se coloca por detrás de la primera línea de presión del rival en compañía del otro mediocentro, en este caso Jozabed. Yokuslu también es un elemento básico en la presión para robar el balón.

El sábado ante el Huesca fue el céltico que más entró en contacto con el balón: 80 veces de las 648 que lo hicieron los vigueses en total, con un índice de acierto del 84 % en el pase, ganando siete de los duelos aéreos disputados y saliendo airoso de dos entradas, datos que le dieron el quinto puesto del ránking del partido por valoración estadística.

Su buen rendimiento le ofrece una alternativa más a Miguel Cardoso, que reclama la presencia de Okay con asiduidad en banda para darle instrucciones, pero al mismo tiempo abre un nuevo foco para elegir el mejor once una vez que Lobotka y Beltrán, los dos titulares del principio de temporada, estén recuperados al 100 %, algo que en el caso del eslovaco tendrá que esperar al menos un par de semanas.

El mediocentro internacional con Turquía, tiene contrato con el conjunto vigués hasta el 30 de junio del 2023 (firmó por cinco temporadas) y su valor de mercado asciende a 7,5 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Okay se instala en la titularidad