El segundo duelo Mohamed-Solari

Los técnicos del Celta y Real Madrid se enfrentaron en una Libertadores en 1988 entre América y River


Antonio Mohamed y Santiago Hernán Solari coincidieron en una ocasión como rivales en sus tiempos de futbolista. Fue en la segunda eliminatoria de la Copa Libertadores del año 1998 con el céltico defendiendo los colores del América mexicano, que lo fichó para el torneo continental, y el madridista los del River Plate argentino, equipo por el que tuvo un breve paso el preparador del equipo vigués.

La ida se jugó en el Estadio Azteca y el Monumental de River fue el escenario de la vuelta. El primero de los duelos, jugado el 22 de abril de 1998, finalizó con un empate a un gol. Carlos Netto adelantó a los visitantes a los cinco minutos de partido y antes de la media hora Gabriel Cedres hizo el empate definitivo. En aquella contienda Mohamed disputó los 90 minutos mientras que Solari abandonó el campo en el 77 y fue reemplazado por Diego Placente que años más tarde sería futbolista céltico. Berizzo era uno de los zagueros del equipo argentino.

En la vuelta Solari resultó letal y un gol del hoy técnico madridista en el minuto 49 clasificó a River Plate. «Un golazo y a cobrar», tituló Olé en su portada del día después.

Sin embargo, ese partido no pasó a la historia por la clasificación de River ni porque los días de Mohamed tocasen a su fin en el América, sino porque la contienda se jugó con una semana de retraso en relación a la fechas prevista. ¿El motivo? Que nadie avisó al brasileño Marcio Rezende que era el árbitro designado para dirigir la contienda. «A mí nadie me avisó que estaba designado para el partido. Yo estoy paseando en Belo Horizonte», comentó el colegiado, según recogen las crónicas de aquel día, tras recibir una llamada desde el estadio Monumental en donde 15.000 personas esperaban el inicio de un partido que tardó una semana en celebrarse.

Porque Mohamed fue uno de los que se opuso, con sus compañeros argentinos del América, a la solución que le daban desde millonarios: que pitara el argentino Roberto Ruscio. Con él solo habían perdido un partido los de River.

Una semana después se disputó el partido y Solari se salió con la suya. Igual que hizo una década después en Balaídos con la camiseta del Atlético. Esta noche el Turco y el Celta pueden cobrar facturas atrasadas.

Mohamed: «Es un partido para ratificar lo que venimos haciendo» 

Mohamed no firma el empate para el Celta. El entrenador argentino apuesta fuerte por su equipo en el duelo ante el Real Madrid. «Es un día para ratificar lo que venimos haciendo y el crecimiento del grupo y del juego, ponernos en los puestos que queremos», comentó en su comparecencia previa a un partido que tendrá que seguir fuera del banquillo ya que acumula un partido de sanción.

El órdago del preparador del Celta va acompañado de un plan de partido ambicioso: «Tenemos que jugar en campo rival intentando terminar jugar jugadas, y si no, presionar en seguida y armar el bloque, no dar los espacios. En algún momento van a tener pérdidas y contragolpe, pero es lo que menos conviene». Hay plan B de esperar si no están «finos con la pelota», señaló dejando claro que hay alternativa.

Al Real Madrid lo ve por encima de todo como «un equipo con jerarquía» explicando que está en fase de recuperación. Mohamed no quiso hacer una diferenciación entre la etapa de Lopetegui y Solari en el cuadro rival repitiendo su teoría de que al menos se necesitan seis meses para que se vea la mano de un entrenador en un equipo. «Nos vamos a encontrar a un equipo que está tocado en lo anímico y que puede ser peligroso», puntualizó.

En cuanto al Celta, ve un poco de todo. «Creemos que hacemos cosas muy bien y muy mal, tenemos que crecer como equipo», sostuvo mientras confirmaba la titularidad de Maxi: «Va a jugar, pero veremos como funciona el equipo. El otro día se insertó con jugadores más centradores y eso a él le favorece mucho».

Gustavo Lema dirigirá al equipo tras la expulsión de Mohamed

La expulsión de la pasada jornada en el Benito Villamarín le costará a Mohamed no poder sentarse esta noche en el banquillo de Balaídos y, a su vez, implicará que sea su segundo, Gustavo Lema, el que dirija al equipo a pie de campo. A ello se refirió ayer Mohamed, que confesó que hacía mucho tiempo que no veía una tarjeta roja. En la Liga es la primera para él.

«Lo veré arriba de todo y nos comunicaremos por radio», indicó el argentino dejando claro que su ausencia no tiene que suponer ningún tipo de problema dado el gran entendimiento que existe entre el cuerpo técnico. «Nos comunicaremos por radio, hay una interacción muy buena y no me van a extrañar», aventuró.

En todo caso, recalcó que su expulsión le parece «muy injusta». El motivo que alegó Estrada Fernández en el acta fue que celebró el segundo gol del Celta ante el Betis de manera provocadora y preguntando donde estaban los balones. El Celta apeló sin éxito. 

Solari: «El Celta hace las cosas bien, no subestimamos a nadie» 

El técnico del Real Madrid, Santiago Solari, advirtió en la víspera de medirse al Celta en Balaídos del peligro de confiarse después de tres triunfos consecutivos. «Volver a la LaLiga fuera de casa es complicado, con un partido muy difícil contra un rival que hace las cosas bien». Por eso cree que deben «estar igual de serios que en partidos anteriores para traer cosas de allí».

Recordó que «el deportista de élite nunca debe subestimar al rival» y destacó las ganas que ve en sus jugadores de hacerse con los tres puntos. «Todos los partidos hay que jugarlos y hacer muchas cosas bien para ganarlos. Vamos a tener que hacer eso y más para llevarnos los próximos». E incidió también en que deben ir todos a una para lograrlo: «Esto es un deporte en el que jugamos todos. Futbolistas, entrenadores y todos los estamentos del club, que quieren hacer funcionar lo que está en su esfera de control para que todo vaya bien».

Además, el entrenador mostró su gusto por el juego de Gareth Bale en cualquier demarcación de ataque y aseguró que «tiene que comerse el escenario», mientras que sobre Isco Alarcón y sus suplencias, dejó entrever que no está al máximo tras salir «de una operación delicada».

Solari ha ido modificando la posición del galés de la derecha a más minutos en su zona natural, la izquierda, pero dejó claro que lo quiere en el campo en cualquier demarcación esperando ver siempre su ambición. «Me ha gustado en todas las partes. Lo que tiene que hacer es comerse el escenario cada vez que sale», añadió pidiendo a su jugador una mentalidad ganadora». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El segundo duelo Mohamed-Solari