Dos goles desde el banquillo por primera vez en seis años

Maxi Gómez anotó un doblete partiendo de suplente, algo que un jugador del Celta no lograba desde el 2012, desde el 2004 en Primera


Vigo

Maxi Gómez fue el gran nombre propio del partido de ayer frente al Betis (3-3). Era su regreso tras un mes parado por lesión y partía en el banquillo, con lo que era difícil de imaginar que acabaría marcando dos goles que convirtieron al uruguayo en el futbolista más determinante del partido. Con este doblete lleva seis goles este curso y 24 en Primera.

La última vez que un jugador del Celta anotó dos goles en un partido que había iniciado como suplente fue en Segunda y con Iago Aspas como protagonista, según datos de Alberto Fernández, CeltaHistoria. En el partido frente al Barcelona B disputado en Balaídos el  28 de abril del 2012, el equipo que dirigía Eusebio comenzó ganando con un gol de Kiko Femenía, pero los de Orellana y Bermejo sirvieron para dar la vuelta al marcador. En el 65, con 2-1, Paco Herrera dio entrada a Aspas, que anotó en el 67 y el 81 para redondear la goleada.

El último precedente en Primera lo protagonizó, según la misma fuente, otro gran nombre propio de la historia del Celta como es Alexander Mostovoi. Fue en la última temporada del Zar en VIgo, en un partido en El Sardinero frente al Racing de Santander y aquellos fueron sus últimos goles como celeste. El ruso había salido en el minuto 12 en sustitución de Jesuli, lesionado. Sus tantos supusieron el 2-2 y el 2-3, pero el equipo acabó empatando 4-4.

Los dos goles de Maxi partiendo en el banquillo se suman a los dos que lleva Boufal -en otros tantos partidos- en las mismas circunstancias. Según datos de Afouteza e Corazón, en toda la pasada campaña solo en una ocasión llegó un gol anotado por un jugador que no comenzó el partido como titular, Brais Méndez en San Mamés. El mosense, titular ayer, también fue protagonista con su segundo gol en dos jornadas, el segundo de la temporada y el tercero de su carrera en Primera.

La última ocasión en la que el Celta puntuó tras ir perdiendo por 2-0 fue, según CeltaHistoria, frente al Mallorca el 3 de diciembre del 2006. Entonces Baiano y Perera neutralizaron los goles que previamente habían logrado Jonás Gutiérrez y Jankovic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos goles desde el banquillo por primera vez en seis años