Mal epílogo para un digno ensayo

Un gol de Juanmi en el 88 neutraliza el tanto de Aspas y pone cuesta arriba la Copa para el Celta


Vigo

La Copa del Rey se complica para el Celta. Por el epílogo después de un buen ensayo plagado de actores secundarios. El Celta tuvo el balón en el primer tiempo, se adelantó con un gol de Iago Aspas de estrategia y solo el final le privó el triunfo. Primero con la lesión de Lobotka y después con el gol de Juanmi a falta de dos minutos, todo en un día en donde Munuera Montero añadió una muesca más en su negra historia con el conjunto vigués.

 

Lobotka y Iago Aspas fueron los únicos que repitieron con respecto al sábado pasado, pero Mohamed volvió a las andadas y colocó a otro delantero al lado del moañés, lo que provocó que tuviese más recorrido. Fue el único matiz chocante en un Celta que con tantas caras nuevas estuvo de lo más correcto en la media hora inicial, controlando el juego a través del balón y avisando a la Real Sociedad con dos palos. El primero de una falta directa de Pione Sisto y el segundo en una contra finalizada por Hjulsager tras una pared con Aspas.

Andrew y Kevin constituyeron una banda derecha tan inédita como efectiva por donde los donostiarras no pudieron penetrar. Las únicas ocasiones de los de Garitano llegaron en un tiro de Oyarzábal tras una pérdida de balón de David Costas y en un cabezazo postrero de Sandro que no cogió portería.

En el segundo tiempo Mohamed desistió en su empecinamiento de jugar con un nueve-tanque (además en un día en donde bajó el balón al piso) y apostó por un once más lógico con Emre Mor y Brais Méndez en el campo. Con ellos en el campo y con la Real dando un paso adelante el partido se abrió y el Celta fue capaz de adelantarse en el marcador en un lance de estrategia botado por Brais, con peinada de Araujo en el primer palo y gol de Iago Aspas en el segundo.

A favor de marcador los vigueses buscaron el segundo en una contra y Brais estuvo a punto de conseguirlo en una contra el segundo. Una cabalgada por la izquierda con centro de Júnior Alonso buscando a un jugador de la segunda línea. Ahí llegó el mosense que disparó con virulencia pero Rulli hizo una de las paradas de la tarde. Hjulsager, muy incisivo todo el partido, y Emre Mor, renqueante con un golpe, buscaron una galopada ganadora que no llegó.

Lo que aparecieron fueron los problemas en la recta final. Para comenzar el Celta perdió a Lobotka, que estaba haciendo un muy buen partido y que había recuperado su mejor versión, por lesión (se marchó del campo lesionado y con malas perspectivas), después llegaron los avisos de los donostiarras con el balón parado de Sandro y Juanmi, que una vez más volvió a ejercer de bestia negra para el Celta marcando el tanto del empate a falta de dos minutos para la conclusión de la contienda. En uno de los contados despistes dela zaga del conjunto vigués que da pasos hacia adelante para ser más compacto.

Todo, aderezado con el sibilino arbitraje de Munuera Montero, con quien el Celta sigue sin ganar. El domingo vuelve la liga y toca visitar al Betis.

 

En directo: Celta - Real Sociedad

Ficha del partido

Celta: Rubén; Kevin, Costas, Araujo, Júnior Alonso; Okay, Lobotka (Beltrán, min. 73); Hjulsager, Aspas, Sisto (Brais, min. 45); Eckert (Mor, min. 45)

Real Sociedad: Rulli; Aritz, Llorente, Moreno, Theo; Zubeldia; Januzaj (William José, min. 61), Pardo (Illarramendi, min. 74), Zurutuza, Oyarzabal (Juanmi, min. 70); Sandro

Goles: 1-0 Aspas min. 57; 1-1 Juanmi min. 81

Árbitro: Munuera Montero (andaluz ). Amonestó con tarjeta amarilla a Braisy Kevin por parte del Celta; y a Llorente, Oyarzabal, Zurutuza, Moreno, Illarramendi y Aritz por parte de la Real Sociedad.

Incidencias: partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 15.195 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Mal epílogo para un digno ensayo