Las peñas urgen el cese de Mohamed

La mayoría creen que su relevo beneficiará al Celta y que debe hacerse cuanto antes


Vigo / La Voz

Mohamed debe dejar de ser entrenador del Celta a la mayor brevedad. Es lo que piensan la mayoría de los peñistas consultados ayer por La Voz, pertenecientes a ocho agrupaciones celtistas diferentes, frente a los menos, que apuestan por darle hasta el partido del sábado frente al Eibar. Si en ese compromiso no se suma de tres, la unanimidad sobre la necesidad de un relevo pasaría a convertirse ya en total entre los colectivos consultados. Nadie esperaría más allá en caso de un nuevo traspié.

Dani Iglesias, de la Peña Natxo Insa, es de quienes no dudan. «Habría prescindido de él durante el parón y aunque fuera poner en su lugar provisionalmente a Rubén Albés», señala. Es el mismo momento que hubiera elegido Luis Suárez, de la Peña Afouteza. «Ya contra el Valencia la táctica fue un sinsentido, pero después de la derrota en Sevilla no hubiera esperado. No recuerdo planteamientos tan malos desde López Caro», recalca este aficionado.

Varios peñistas admiten sentirse defraudados. «Fue de farol, nos engañó. Hablaba de estudiar a los rivales, de cambiar el sistema en función de contra quién jugara y no se ha visto nada de eso», lamenta José Carlos Rodríguez, de la Peña do Baixo Miño. También Brais Alonso, de la Peña Milladoiro de Ames, utiliza la palabra «engaño». Y añade: «Desilusión es el mejor resumen. Lo que se supo al principio de él hizo que nos pareciera un fichaje que podía ser acertado y llevarnos a ver cosas chulas en Balaídos», dice antes de constatar que la realidad ha sido otra.

Ávidos de fútbol

Son muchos los que más allá de los malos resultados, se quejan del fútbol que están viendo en Balaídos. «El viernes me daba el sueño en el asiento. No se pude jugar peor. Desde la vuelta a Primera estábamos teniendo un patrón de juego que con Mohamed ha desaparecido. El celtismo quiere ver fútbol», reivindica Iván Alonso, de la Peña Iago Aspas. Xosé Ramón Porto, de Siareiros Dezaos, admite que puede haber otros factores que han influido como «falta de actitude ou de concentración» de los jugadores, pero con todo, admite sentirsre «defraudado» por el entrenador del Celta.

Desde A Illa, el presidente de Carcamáns, Bele Dios, es de los que se sienten inquietos por el juego del equipo. «Non só preocupan os resultados. No último partido víase que non sabían a que xogaban», comenta. Considera que a Mohamed «se lle foi o equipo das mans» y aunque entiende que su futuro le corresponde decidirlo al club y es de los que prefieren no meterse demasiado, cree que el parón hubiera sido un buen momento para el cese. «Estamos todos que non sabemos que facer con este home. O que está claro é que é unha pena a cantidade de puntos que estamos deixando escapar, sobre todo na casa, co equipazo que temos».

Hay peñistas que aseguran que desde el principio tuvieron la sensación, esperando equivocarse, de que el fichaje de Mohamed no era un acierto. «El día del amistoso de Braga le dije al amigo que estaba conmigo: ‘Esto no tira’. Se veía a los jugadores perdidos», recuerda. Pero hubo un encuentro, el del Atlético, que cambió la percepción de muchos. «Fue el único partido que planteó bien y ahí siempre tienes esperanza de haberte equivocado», reconoce. Más allá de eso, su impresión siempre ha sido la de un técnico «que no conoce la Liga, los jugadores que tiene, ni a los rivales, que no hace scouting y se le nota, que piensa que un equipo le va a salir a defender y resulta que le ataca», analiza.

En la misma línea se expresa Iglesias. «Se le ve un entrenador con ideas anticuadas, que no hace scouting, que hace entrenamientos malísimos, no acierta con sus planteamientos y que no conoce a los rivales», coincide con Suárez. Y llega a decir que «a su lado Unzué era un genio del fútbol». En su momento tuvo la esperanza de que con lo mejor que se le veía fuera suficiente. «Piensas si bastará con su personalidad motivadora y que los jugadores son profesionales. O que si tendrá flor», cuenta que pensó tras la victoria ante el Atlético. «Pero si insistes con Roncaglia de lateral una y otra vez dando pena es que no», sentencia.

Con reservas

Aunque nadie defiende a capa y espada la continuidad de Mohamed, sí hay aficionados que son más cautos. «Pensamos que hay que darle un poco de margen y ver si hay un relevo. Si se piensa en cambiar habría que ver las alternativas que hay, porque a lo mejor es peor el remedio que la enfermedad», plantea Berto Villamarín en nombre de los integrantes de Mi Bendita Condena. También se fija en eso Brais Alonso: «Para prescindir de Mohamed se necesita un recambio de garantías. Ya hicimos este experimento, no salió bien y no pasa nada, pero trayendo al primero que se ponga a tiro tampoco vamos a ningún lado».

Porto le concedería «un marxe de confianza». Pero tampoco demasiado amplio. El límite a su juicio debería estar en el partido del Eibar. «Eu ao principio confiei moito nel. Paréceme unha persoa sensata e coido que tampouco está tendo moi boa sorte. Hai erros coma o de Júnior contra o Alavés que non os comete nin un neno de EXB», plantea. También cree que las altas expectativas creadas por él mismo en primer lugar y luego por el arranque de Liga han terminado por ser perjudiciales para él.

Tranquilidad por la tabla

La unanimidad es total cuando se pregunta a los peñistas si existe inquietud por la situación clasificatoria del equipo, con solo dos puntos de margen sobre el descenso. En ese sentido, apunta Dani Iglesias que lo que le preocupa no es tanto un posible descenso que no cree que se produzca como una pérdida de ilusión. «Cuando vas a Europa un año, la gente siempre lo va a exigir. ¿Y a qué equipos dejas fuera de Villarreal, Betis, Sevilla...? Igual lo tenemos que disfrutar solo cada diez años», concluye.

Se busca nueve para el día D

La Voz

Maxi comenzó a correr pero no está en plazo, la apuesta por Dennis no resultó rentable y Iago Aspas aparece como la alternativa pendiente de explorar

El Celta busca nueve para medirse al Eibar en la primera final de la temporada, y esa debe ser la primera decisión de Antonio Mohamed para construir el once. El argentino ya sabe que por plazos Maxi Gómez no puede llegar, aunque ayer se dejó ver en el verde haciendo carrera; la apuesta por mantener un punta-tanque con Dennis Eckert no resultó nada rentable pese a la tenacidad del alemán; y después de la salida de Beauvue y la venta de Borja Iglesias, la única vía que le queda por explotar al entrenador del cuadro vigués es la de Iago Aspas como nueve de referencia. Una idea en la que parece no confiar demasiado teniendo en cuenta sus decisiones hasta el momento, pese a que la temporada pasada en las dos ocasiones que actuó en punta sin el charrúa al lado marcó seis goles (a tres por contienda).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Las peñas urgen el cese de Mohamed