Resaca internacional a dos ritmos

El virus FIFA afecta más al Celta que al Alavés, que se enfrentan el viernes


Cuando a los entrenadores de élite se les pregunta si les incordian los parones FIFA, su respuesta casi siempre es políticamente correcta. Se aferran a que eso hace mejores a sus futbolistas y que les obliga a sacar lo mejor de sí mismos en sus equipos para ganarse las convocatorias. Sin embargo, esa realidad tiene una cara B: en ocasiones apenas deja margen parar recuperar a los internacionales para el siguiente partido doméstico.

Eso es lo que le sucederá el Celta esta semana. El duelo con el Alavés abrirá la jornada el viernes a las 21 horas, y eso implicará que Mohamed apenas tenga tiempo para trabajar con todos sus hombres. La otra arista es que su rival de esta semana tiene menos internacionales, por lo que la resaca FIFA será de dos velocidades.

El Celta ha cedido en este parón a siete futbolistas. De ellos, prácticamente la totalidad son piezas clave para el Turco. El Alavés, por su parte, ha tenido a algunos jugadores con el combinado vasco, y el peso internacional se ha ceñido a cuatro futbolistas, de los que únicamente dos están teniendo muchos minutos.

En el Celta, Yokuslu ya cumplió con Turquía, Júnior Alonso zanjó los entrenamientos con Paraguay y Aspas cerró anoche su concentración con la selección española. Pero por delante todavía queda agenda. Pione Sisto juega esta noche en Dinamarca, por lo que probablemente no vuelva a entrenar con los célticos con normalidad hasta el jueves, y lo mismo sucede con Lobotka, que se enfrenta con Eslovaquia a la Suecia de Guidetti también esta noche.

El caso de Néstor Araujo y Maxi Gómez es más complejo. El uruguayo, que está siendo indiscutible en los planes de Mohamed, juega en el estadio nipón de Saitama hoy a mediodía, pero le espera un largo desplazamiento. No estará en Vigo, como mínimo, hasta el miércoles, y el único entrenamiento que podría hacer sería el del jueves, que debería estar más enfocado a la recuperación que a los detalles prepartido. Un contratiempo importante, teniendo en cuenta que es indiscutible en el equipo.

Por su parte, el mexicano se enfrenta a Chile -donde milita el alavesista Maripán- en la madrugada del martes para el miércoles, por lo que es muy probable que no pueda regresar a Vigo hasta el jueves. En su caso el inconveniente esta vez es menor, puesto que ante el Alavés deberá cumplir partido de sanción.

Las cuentas de Abelardo

Mientras Mohamed se debate sobre cómo recuperar e integrar a la carrera a Aspas, Lobotka, Sisto, Maxy, Okay y Júnior Alonso, Abelardo lo tiene un poco más sencillo. Ya cuenta con los jugadores que compitieron con el combinado vasco, y los internacionales se limitan a cuatro. Guidetti, que se enfrenta a Lobotka, no está teniendo excesivo protagonismo. Ante el Real Madrid ya no tuvo minutos, y en lo que va de competición ha sido titular en tres ocasiones y suplente en otras tantas.

El central chileno Guillermo Maripán sí está siendo importante para el Pitu. Fue el mejor del equipo en la pasada jornada ante los de Lopetegui y ha jugado seis partidos. Mañana se medirá al México de Araujo, por lo que en Vitoria no lo esperan hasta el jueves. En el anterior parón FIFA, ante una situación similar, el entrenador apostó por sentarle, y es muy probable que en Balaídos su puesto lo ocupe Ximo Navarro.

Wakaso, convocado con Ganah, debía disputar ayer un encuentro contra Sierra Leona que finalmente se suspendió, por lo que hoy podría estar con sus compañeros. El mediocentro es una pieza importante, ha disputado siete de los ocho partidos.

En cuanto a Antonio Siviera, el portero suplente del equipo está concentrado con la sub-21 española, que hoy visita a Islandia. Teniendo en cuenta que Pacheco, el meta titular, arrastra un esguince de tobillo, es muy probable que el joven internacional pueda debutar en Balaídos.

Mohamed entrenó al equipo tras una semana ausente

Antonio Mohamed volvió a entrenar al Celta tras haber estado ausente en las cuatro sesiones de entrenamiento programadas la semana pasada. El técnico argentino tuvo que acudir a principios del parón a un curso de entrenadores a Madrid -en el que coincidió con excélticos como Berizzo-, y luego ya no se reincorporó a los entrenos en Vigo. Por motivos familiares estuvo ausente, pero ayer ya se presentó en A Madroa con normalidad para trabajar con los jugadores junto al resto de su cuerpo técnico.

Esta semana el equipo solo descansará el domingo, mientras que la sesión del sábado, postpartido, será a las 11 de la mañana a puerta abierta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Resaca internacional a dos ritmos