Dos gallegos y nueve más

Hacía dieciocho años que dos jugadores de la comunidad no compartían titularidad y ante Inglaterra lo hicieron Aspas y Jonny

M.V.F.
Vigo / La Voz

Han tenido que pasar dieciocho años para volver a ver a dos gallegos formando parte de un once titular de la selección española. Este lunes, frente a Inglaterra, Luis Enrique apostó por alinear al moañés Iago Aspas y al vigués Jonny Otto sobre el césped del Benito Villamarín, donde recordaron los años compartidos en el Celta, aunque sin reeditar la buena conexión que tantas alegrías deparó hasta hace poco al celtismo.

Hay que retrotraerse al mes de junio del año 2000 para encontrar, según los datos de la cuenta de Twitter Afouteza e Corazón, el último partido en el que dos gallegos compartiendo once en la selección absoluta. Por aquel entonces Camacho, que llevaba la batuta del banquillo, planteó frente a Yugoslavia una España en el que coincidían el deportivista Fran y Míchel Salgado, que había dejado atrás el Celta para enrolarse en el lateral del Real Madrid. La dupla gallega sobre el césped de Brujas, donde estaban disputando la fase de grupos de la Eurocopa, no había aguantado mucho sobre el terreno de juego. Fran tuvo que retirarse en el minuto 22 por lesión y Camacho en el descanso había dejado a Salgado en la banqueta.

Ayer, casi dos décadas después, sobre la hierba empapada del Villamarín el fútbol gallego escribió una nueva hoja en su sección de internacionales, aunque no como los futbolistas hubiesen deseado.

Luis Enrique, que la semana pasada hizo debutar a Jonny con la absoluta -el vigués había sido habitual de las categorías inferiores-, le confió de nuevo el costado derecho de la zaga. Al defensa del Wolverhampton, que ante Gales había vivido su bautismo con la selección absoluta entrando en el minuto 62, le costó el primer tiempo. De hecho, el segundo gol de los ingleses nace en una jugada en la que el lateral pierde a su marca. Pero en el segundo acto, con España volcando su fútbol por su costado diestro, el de Matamá se creció. Comenzó a sumar en ataque y a centrar balones con los que alimentar a sus compañeros de selección en busca de la remontada. Enseñó más su faceta ofensiva, pero sus intentonas no tuvieron recompensa. El defensa acabó disputando los 90 minutos frente al combinado inglés y viendo una tarjeta amarilla.

Aspas amplía su historial

Un puñado de metros por delante de Jonny se situaba Iago Aspas, que vivía su cuarta titularidad con España -segunda con Lucho- y su decimosexto partido con la camiseta roja. Luis Enrique le encomendó el costado diestro en una línea de ataque que completaban Asensio y Rodrigo, pero el moañés no tuvo su mejor noche ni jugó donde mejor rendimiento ofrece. Tanto es así, que por momentos intercambiaba su posición con Asensio. Pero no había manera. Tras el descanso, con España volcada, el céltico se mostró más profundo, pero sin exprimir su magia ante una Inglaterra punzante. En el minuto 56 el moañés dejó su sitio en el campo a Paco Alcácer.

El de ayer fue el primer partido que Iago perdía con la selección, hasta el momento había ganado nueve y empatado seis. Lo que también se le resiste es completar los encuentros. En el que más ha jugado, ha durado 68 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos gallegos y nueve más