Con el Getafe se juega el 55 % del tiempo

El próximo rival del Celta lidera el ránking de parones del fútbol continental


El Getafe se ha vuelto un equipo indigesto para casi todos, el Celta incluido. El conjunto vigués cedió cuatro de los seis puntos el curso pasado ante los de Bordalás, un equipo que se ha convertido en el rey de los parones en el fútbol continental (con ellos solo se juega una media de 50 minutos por partido, que lidera el ránking de faltas con 120 y de tarjetas (20 amarillas y una roja) y que a cambio de esa propuesta futbolística ha sido capaz de sumar ocho puntos en este arranque de liga. El curso pasado, con las mismas armas, estuvo mucho más tiempo en la carrera por Europa que el propio Celta.

Para frenar la propuesta, los célticos deben evitar a toda costa entrar en este tipo de juego. «É un dos equipos máis incómodos, polo seu xeito de xogar, porque non dá continuidade ao xogo, provoca moitos paróns, de feito é un dos equipos de Europa que menos xogo continuado deixa. Debemos ser listos e intelixentes e non entrar nese xogo, porque se o fas aí si que teñen vantaxe», indicó Sergio Álvarez.

Porque en estos momentos el Getafe es el equipo que más interrumpe el juego de Europa. Con los azulones en el campo apenas se juega de media del 55,5 % de los 90 minutos reglamentarios. Una estadística que le lleva a liderar un ránking continental en donde también aparecen escuadras como el Olympique de Marsella, el Wolfsburgo alemán y el SPAL italiano.

La media de juego por partido se sitúa según un informe en los 54 minutos en la liga española, en la que menos se juega de las cinco principales del continente.

Mohamed, que mostró su disgusto por el tiempo perdido por el Girona en la única derrota de los célticos, debe ahora preparar al equipo para un partido que está condenado a las interrupciones salvo giro inesperado, porque el curso pasado, aun con el Celta adelantándose en el marcador, los madrileños siguieron con su mismo partido hasta que encontraron la recompensa del tanto del empate.

El Celta también debe estar preparado para un partido áspero. El curso pasado a los azulones les llovieron las críticas por su juego, pero en absoluto han cambiado de guion. Después de seis jornadas los del sur de Madrid ya son el equipo que más faltas provoca del campeonato, con un acumulado de 120 (a razón de 20 infracciones por encuentro). El Celta se queda justo en la mitad, con 60 faltas hasta el momento, solo diez por contienda.

Esa contundencia tiene también su plasmación en las amonestaciones. Después de seis jornadas la tropa de Bordalás suma 20 cartulinas amarillas (Djené con cuatro y Cabrera con tres se llevan la palma) y una roja, unos números que no están muy lejos de los cosechados por los célticos, con 16 amarillas y una roja, la de Cabral.

Al método de juego difícil de contrarrestar hay que añadirle la tendencia de los últimos años en la visita del Getafe a Balaídos. Los azulones nunca han ganado en Vigo, pero han sido capaces de empatar en tres de los cuatro últimos partidos. El único triunfo llegó en la primera jornada de la campaña 14/15 con Berizzo en el banquillo. Los célticos se impusieron con goles de Orellana, Larrivey y Nolito. De aquel once solo queda Sergi Álvarez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Con el Getafe se juega el 55 % del tiempo