Ventaja de dos goles desperdiciada en Balaídos tres años después

Álvaro Vega

GRADA DE RÍO

Moralejo

Pichichi provisional para Iago Aspas, que se afianza como segundo máximo goleador del Celta en Primera

22 sep 2018 . Actualizado a las 18:34 h.

Partido tan entretenido y disputado como amargo para los intereses del Celta, que enlaza su segunda semana seguida sin ganar después de empatar ante el Valladolid (3-3) en un choque en el que llegó a disfrutar de una ventaja de dos tantos, y en el que se le esfumaron dos puntos en el tiempo añadido.

Como lleva sucediendo con frecuencia en el último año y medio, Iago Aspas y Maxi Gómez dejaron su sello en el ataque celeste. El de Moaña firmó su 70ª diana como celtiña en Primera división y se afianza como segundo máximo realizador del club gallego en la élite, dejando atrás los 68 de Mauro Rodríguez y Vlado Gudelj; por su parte, el uruguayo acumula 22 dianas con la elástica viguesa.

Antes de la finalización del primer periodo, Óscar Plano recortó distancias para los visitantes, que estrenaron su casillero goleador en este curso 2018/19 tras 399 minutos de juego -superado pues su peor inicio de la campaña 1995/96, cuando tardaron 388 minutos en ver puerta-.

En la segunda mitad Iago Aspas volvió a poner tierra de por medio con un zurdazo desde fuera del área que, no sólo le hace abrir distancia con sus perseguidores en el ranking histórico del club vigués en la máxima categoría, sino que le permitió situarse provisionalmente al frente de la tabla de goleadores de la Liga con cuatro dianas, empatado con Karim Benzema y Lionel Messi.

Pero no quedó ahí la cosa y Enes Ünal volvió a poner pimienta al partido con el 3-2 -también tras el visto bueno del VAR, como sucedió con el tanto de Maxi-, siendo el suyo gol número 100 recibido por el conjunto celeste ante rivales de Castilla y León, repartidos entre Valladolid (67), Salamanca (9), Burgos CF (8), Numancia (8), Cultural Leonesa (6) y Real Burgos (2).

El mazazo final llegó en el minuto 94, cuando Leo Suárez, en su primer partido con el conjunto vallisoletano, estableció el definitivo 3-3. Hay que retroceder más de tres años, hasta el 13/09/2015, para encontrar el último precedente del Celta desperdiendo dos tantos de ventaja en Balaídos; en aquella ocasión, ante Las Palmas, en una secuencia idéntica en cuanto a orden de goles (de 2-0 a 3-3).

A nivel individual, este 3-3 hace que Sergio Álvarez alcance los cien partidos oficiales sin ganar defendiendo la portería celtiña (41 empates y 59 derrotas). Por otra parte, se prolonga la mala racha del equipo vigués con el colegiado Eduardo Prieto Iglesias, con quien no ha sido capaz de ganar en sus seis últimos encuentros de Liga -tres empates y tres derrotas.