Roncaglia: «Antes cada uno jugaba más por su cuenta, ahora somos un bloque»

GRADA DE RÍO

Mercedes Moralejo

El central argentino se muestra feliz con Mohamed y ve al equipo adaptado al 60 % a su idea

07 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Facundo Roncaglia (Chajarí, Argentina, 1987) admite que la pasada temporada fue dura para él por la falta de protagonismo. Pero este año todo ha dado un vuelco. Tanto en lo individual, siendo un fijo para Mohamed, como en lo colectivo. El defensor se muestra convencido de que el cambio ha sido para mejor y que ahora el Celta logra funcionar como un bloque. Y eso que calcula que la adaptación está aún al 60 %.

-Es su tercera temporada en Vigo. ¿Qué balance hace de este tiempo?

-En general es positivo, si bien el año pasado estuve los seis primeros meses sin jugar, adaptándome a la idea que tenía el entrenador anterior. Fue complicado vivir esa situación, sobre todo cuando uno tiene la costumbre de jugar seguido y que te empiecen a dejar a un lado no es nada fácil. Por suerte siempre tuve el apoyo de mis compañeros y de la gente que está a mi alrededor.

-Y este año completamente distinto: nada más recibir el alta de la lesión, titular.

-Sí, con el nuevo míster me encuentro bien y que justo después de una lesión me ponga de titular significa que confía en mí y cree que puedo aportar al equipo.

-Es argentino como Mohamed. ¿Qué referencias tenía de él?

-La verdad es que muy pocas, porque estuvo poco tiempo en el fútbol argentino y en mi país el mexicano apenas se ve. Pero uno antes de que llegue, mal o bien, empieza a buscar para informarse de cómo es, de su carrera y dónde estuvo.

-¿Y ahora que ya le conoce en las distancias cortas?

-Como persona es muy bueno y como míster te exige mucho. Es verdad que te da cierta libertad, pero reclama mucha intensidad.

-¿Qué grado de adaptación diría que tiene ahora mismo el equipo a su nuevo técnico?

-Sobre un 60 %, creo que todavía falta para lograr lo que realmente quiere de nosotros, pretende y cree que somos capaces de darle. Ahí nos va a ayudar el parón, que por una parte frena un poco cuando estás en un buen momento, pero también te sirve para afinar algunas cosas donde no estábamos tan ajustados y seguir corrigiendo errores.

-¿En qué se diferencia de los otros dos entrenadores que tuvo en Vigo, Berizzo y Unzué?

-Unzué quería más posesión de balón y esperar a que aparezcan los espacios. Mohamed quiere un juego directo, ir a presionar arriba, estar bien ordenados atrás... Creo que es muy parecido a la idea del Toto, no le encuentro demasiadas diferencias.

-¿Qué les pide Mohamed a los defensas?

-Lo más importante, que cuidemos el cero. La gente de arriba, con la calidad que tiene, en algún momento va a meter algún gol y va a desequilibrar los partidos. Si cuidamos el cero es más factible ganar.