Duetos que se complementan, pero específicamente diferentes

.

Iago Aspas con Maxi Gómez y Antoine Griezmann con Diego Costa son dos parejas que se entienden bien y se complementan, aunque específicamente son diferentes. Por ejemplo, Diego Costa tiene un juego más de espaldas, hace más un fútbol indirecto para Griezmann pensando más en los mediapuntas y sobre todo en el francés. En el Celta hay más conexión de juego combinativo entre Iago y Maxi, sobre todo desde que el uruguayo fue conociendo a sus compañeros. Fueron mejorando en lo colectivo.

Iago y Maxi se buscan más entre ellos, mientras que Diego Costa es más para juntar defensas, tiene un fútbol más físico, juega mejor de espaldas. Maxi va muy bien de cabeza, mientras que el mejor juego de espaldas es el de Costa, que es más de aguantar el balón, de pelearse con los zagueros y juntar a los centrales en el Atlético. En el Celta Gómez es más referencia por arriba para tocar la pelota y soltarla rápido. Además, el uruguayo es más rematador que el hispanobrasileño.

Si tuviera que escoger una virtud de cada uno, destacaría que Iago es imprevisible. En el fútbol se dice que es muy difícil controlar todos los elementos, y en el caso de Aspas es un jugador que cualquier entrenador diría a sus defensas que no loquearan con él, que aguantaran. Griezmann es muy oportunista y técnicamente es muy buen jugador. Maxi, para mí, es rematador, y Diego Costa tiene ese juego de espaldas tan difícil de parar por los centrales. Siempre se le ve peleando con los defensas luchando cada centímetro del terreno de juego. Cada uno tiene unas virtudes diferentes que sabe complementar con su compañero y que el sábado se verán en Balaídos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Duetos que se complementan, pero específicamente diferentes