«Europa es el piso, no el techo»

El nuevo entrenador del Celta asume la exigencia y espera comenzar el curso al 100 %, defensa incluida


Vigo / La Voz

Cuatro años después, un entrenador del Celta volvió a conceder una entrevista. Lo hizo Antonio Mohamed Matijevich (Buenos Aires, 1970) para proclamar que la lucha por la Europa League no es el techo, sino el mínimo para su primer proyecto en el Celta, porque el Turco llega al viejo continente para triunfar. En el diseño de la plantilla, no esconde que piensa en un refuerzo por línea, elogia a David Costas, el papel de líder de Aspas y desvela que Emre Mor debe dar un paso adelante para hacerse querer por sus compañeros comenzando por el español, que todavía no domina un año después.

-¿Qué balance hace de estas primeras semanas en Vigo?

-Estoy muy contento, la aceptación del grupo de jugadores ha sido fantástica, la adaptación al trabajo físico también, nos queda un mes y estamos a punto de comenzar una etapa de velocidad y de buscar el funcionamiento del equipo, que es lo más importante.

-¿Cómo evalúa el calendario y que sea asimétrico?

-Para nosotros me parece un calendario fantástico, arrancamos de local y me gusta. Con respecto a que sea asimétrico, me hubiera gustado que siguiera el mismo orden, lo que toca, toca.

-¿Qué valoración hace de la plantilla actual?

-Tenemos una buena plantilla y nos faltan creo que entre dos o cuatro jugadores más.

-¿Qué necesita este Celta para ser redondo?

-Creo que necesitamos un refuerzo en todas las posiciones.

-Se habla del centro del campo y del lateral izquierdo.

-Son puestos en los que si nosotros encontramos opciones que puedan competir con lo que tenemos vamos a buscar. La inteligencia deportiva está moviéndose con varias posiciones en defensa y en el medio.

-¿Es un alivio que ya no estén Sergi y Jonny?

-Son situaciones con las que yo me desayuné. Se solucionó y mucho mejor para ellos y para el club. A mí siempre me gusta la armonía. Estamos todos contentos.

-¿Hay algún jugador que le esté sorprendiendo?

-Hay chicos que están haciendo cosas buenas. David Costas está haciendo una buena pretemporada, lo veo como un futbolista con grandes condiciones, y después hay muchos jóvenes que también están haciendo las cosas bien, aunque no me gusta dar nombres.

-¿Iago Aspas seguirá siendo el mascarón de proa de este equipo?

-Desde luego. En estos primeros días que he convivido con él he visto su ascendencia en el grupo. Aporta alegría, comunicación y pienso que los compañeros estando él se sienten más fuertes. Es un jugador muy importante.

-¿Ve posibilidades de reconducir a Emre Mor?

-Yo no puedo meterme en la cabeza de nadie. Puedo sugerir, aconsejar e incluso acompañar en ciertos momentos, pero entrar en la cabeza de alguien es muy difícil. Es un chico que tiene muchas cualidades futbolísticas pero debe provocar situaciones para que los compañeros le quieran y a partir de ahí puede funcionar mucho mejor. Creo que el primer paso sería hablar mucho mejor español para que tenga mejor comunicación con todos.

-¿El equipo debe llegar a tope, al 100%, al inicio de Liga?

-Este es el objetivo y tenemos tres semanas para conseguirlo. Debemos hacer mucho más hincapié en el orden defensivo en las primeras jornadas para después tener una explosión ofensiva mucho más grande.

-¿Cómo se corrige el desaguisado defensivo?

-Con trabajo, con conocimiento y con conceptos. Tenemos que saber cómo defender, cómo y cuándo replegar y cuándo presionar. Eso son horas de entrenamiento. La calidad existe, tenemos buenos defensas y ahora necesitamos conceptos defensivos. Este equipo no necesita atacar con ocho, con cinco o con seis tiene que sobrar para hacer goles. Esos desequilibrios vienen provocados porque muchas veces el equipo ataca con los dos laterales a la vez, o los volantes no quedan equilibrados y ahora tenemos que buscarlo, saber cuándo replegar, presionar alto... Es todo trabajo, pero yo estoy convencido de que lo podemos hacer.

-¿Las ayudas en las coberturas son una de las claves?

-Si el equipo presiona alto, seguramente van a llegar los rivales con un balón largo y cuando no conseguimos la presión, debemos tener tres o cuatro segundos todos para el repliegue. Debemos ser un equipo compacto, si no lo hacemos todos no vamos a tener la posibilidad de defender bien y cuando hablo de defender, no me refiero a la defensa, sino a todo el equipo.

-Al equipo también le faltó el año pasado profundidad.

-Yo soy un entrenador vertical, cuantos menos toques tengamos para llegar al gol, mejor. Me gustan los equipos que corran rápido hacia el gol.

-¿Se encontró a un equipo muy alicaído después de lo del año pasado?

-Podían estar tocados, pero al ser una nueva etapa y un nuevo entrenador los veo con mucha ilusión, todos están muy receptivos y con ganas de revertir lo del año pasado.

-Habló con Simeone y con Berizzo, ¿qué le dijeron del Celta?

-Que es un equipo que históricamente juega bien, que la gente se entrega, que es un equipo valiente y deja todo en la cancha. Esa fue una de las cosas que me convenció para venir aquí. Esperamos poder lograr ese equipo valiente dentro y fuera de casa y la comunión con la afición, que es lo más importante.

-En una frase, ¿para usted qué es el fútbol?

-Es mi vida, después de mis hijos es lo más importante.

-¿Y su estilo de juego?

-Soy un técnico que me puedo catalogar de resultadista, porque el resultado es el que avala.

-Siempre se habla de la salvación como el primer objetivo y usted apuntó a la lucha por Europa sin dobleces en su acto de presentación.

-Porque yo vengo a ganar. Sé que de la única manera que voy a convencer a todos es con mi trabajo, no por mis palabras. Yo soy así, frontal. Europa para mí es el piso, no el techo. Pongo la mira alta porque así lo siento.

-Sabe que va a tener rivales muy duros para esas plazas.

-Durísimos, pero estoy muy ilusionado y con la confianza a tope.

«Vengo a triunfar y a hacerme un nombre, sabiendo que el camino será largo y difícil»

Mohamed es un técnico que rompe moldes. En donde otros se esconden para negociar, él lo hace a la luz del día, en A Sede y viajando a Vigo. Y lo hizo porque sentía que el Celta le quería.

-¿Por qué en un momento dado decide venir a Vigo?

-Yo pensaba descansar, pero cuando tuve la reunión con Felipe (Miñambres) en Madrid y sentí que el equipo me quería, que ellos conocían mi trabajo y a mí nunca me había llegado la posibilidad de Europa, solo para tapar un remiendo, pero esto era un proyecto nuevo y nunca puse en duda la posibilidad de venir porque era un sueño cumplido, pero ahora tengo que soñar despierto y trabajar a tope para demostrar mi capacidad.

-¿Viene a Europa para quedarse?

-Vengo a triunfar, no vengo por lo económico. Vengo a triunfar y a hacerme un nombre, pero sé que es un camino largo y difícil y para eso hay que dar el primer paso.

-Hizo cambios en el cuerpo técnico con respecto al que tenía en Rayados, ¿cuál fue el motivo?

-El preparador de arqueros se quedó en Monterrey trabajando y el preparador físico se quedó en Argentina y se hizo el cambio con otro. Al tener un preparador de porteros del club buscando un segundo auxiliar para que colabore y dé otro punto de vista. Son cambios que yo tenía analizados, pero para más adelante porque no pensaba trabajar tan rápido, pero lo hicimos ahora y estamos contentos.

-¿Por qué Michael Jordan y Maradona son sus ídolos?

-Con Maradona me crie con él y sé la persona que es. Jordan porque es un ganador, un atleta superior a todos que no se conformaba solo con ser el mejor, sino que lo demostraba todos los días.

-¿Un mensaje para la afición?

-Qué confíen, que lo vamos a dar todo para llegar al grupo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

«Europa es el piso, no el techo»