El día que Sevilla fue celeste

25.000 celtistas presenciaban hace 18 años la final de Copa frente al Zaragoza que se llevaron los maños


Vigo

2001: De la mayor de las ilusiones a una decepción de las mismas dimensiones en pocas horas. Tal día como hoy, el Celta y su afición aspiraban a levantar su primer título, pero aquel 30 de junio del 2001 en el que afrontaban la final de Copa de Sevilla frente al Zaragoza terminó con lágrimas. 

Los celestes parecían favoritos. Habían dejado por el camino al Barcelona en semifinales y para colmo comenzaron aquel duelo adelantándose en el marcador. Pero el mismo rival que les había arrebatado el mismo objetivo siete años antes, en 1994, daba la vuelta al partido para acabar levantando la Copa. Miles de aficionados celtistas -alrededor de 25.000- que se habían desplazado hasta la capital hispalense vivieron una de sus grandes desilusiones como celtistas aquella tarde.

Cavallero, Velasco, Berizzo, Cáceres, Juanfran, Gustavo López, Karpin, Giovanella, Mostovoi, Jayo y Catanha formaron el once titular de aquel encuentro, mientras que Edú y Mcarthy salieron en la segunda parte. Algunos de esos jugadores reconocieron con el tiempo que quizá el hecho de ser a todas luces favoritos generó una presión que les pasó factura y que les acabó costando la final. Pero lo cierto es que la temporada en la que el Celta ganó la Intertoto y terminó la Liga como segundo en la segunda vuelta -sexto en el campeonato en su conjunto- se quedó sin el broche soñado.

Hace un año el Zaragoza recordaba en Twitter la efeméride y el Celta le replicaba:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El día que Sevilla fue celeste