El agente del Tucu da por «casi cerrada» su venta a Independiente

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

El futbolista pidió públicamente al Celta que le deje salir al considerar «una buena posibilidad para mí y mi familia» su fichaje por el club argentino

29 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«Agradezco a los directivos del Celta por atender mi pedido de evaluar la posible salida del club ante una buena posibilidad para mí y mi familia. Es una decisión netamente personal la de afrontar nuevos desafíos deportivos y personales». Con ese mensaje en su cuenta de Twitter poco antes de las seis de la tarde, Pedro Pablo Hernández confirmaba que quiere dejar el Celta y recalar en Independiente, con el que las negociaciones están muy avanzadas, pero no cerradas. «Agradezco la intención del Celta de contar conmigo para la próxima temporada, pero ante una eventual posibilidad de salida les he pedido sea atendida. El Celta es y será mi casa», cerraba el futbolista su mensaje, sorprendiendo así al pronunciarse públicamente respecto a una negociación en marcha que puede convertirse en un traspaso oficial en cuestión de horas.

Los mensajes del Tucu confirmaron lo que ya había trasladado a La Voz horas antes su agente, Mariano Estévez. «Está casi cerrado, faltarían detalles, pero ya está casi cerrada la transferencia del Tucu a Independiente». Fue el futbolista quien solicitó al Celta que aceptase su venta. «Es una decisión del jugador, un desafío para él», revelaba Estévez. «El Celta quería que se quedara pero fueron contemplativos con el deseo de Pablo, que tiene ganas de estar más cerca de su casa». A la hora de decantarse por el club de Avellaneda, actual campeón de la Copa Sudamericana, tuvo en consideración que «Independiente juega Copa Libertadores -está clasificado para octavos de final- y supone un montón de desafíos que al jugador le interesaron. Él le pidió al Celta que por favor vieran la situación personal. Y el Celta, de muy buena forma, estaría aceptando esto», profundizó el representante.

El traspaso de Hernández a Independiente, que ayer se ultimaba, rondará, según medios argentinos, el millón de euros y su nuevo contrato será por tres temporadas. Hace cuatro temporadas, cuando el Celta compró a O’Higgins al futbolista a instancias de Berizzo, había desembolsado por su tránsfer 1,6 millones. El tucumano, de 31 años, tenía contrato en vigor hasta el 2020 y una cláusula de rescisión de 20 millones de euros.