Incondicional del Celta y del fútbol vigués

Humberto Albino García, socio histórico del Celta y colaborador de la delegación viguesa de la Federación Galega de Fútbol, falleció ayer a los 85 años

Se dio de alta por primera vez en el 61, pero el amigo al que le encargó renovarle mientas estaba embarcado no lo hizo
Se dio de alta por primera vez en el 61, pero el amigo al que le encargó renovarle mientas estaba embarcado no lo hizo

Vigo

«Mi carné 207 del Celta no se lo dejo ni a mi nieto», contaba con orgullo Humberto Albino García, fallecido ayer. Por aquel entonces, aquel celtista de pro guardaba como un tesoro en su cartera el documento que le acreditaba como uno de los socios más veteranos del conjunto vigués. Del equipo de sus amores.

A sus 85 años, hacía tiempo que había dejado de acudir a Balaídos debido a su delicada salud y a que subir las escaleras le resultaba cada vez más complicado. Pero seguía sin perderse un solo partido para seguir sumando recuerdos celestes a su larga lista, que comenzaba allá por 1951. «Fue el debut de Amoedo, en un partido contra el Zaragoza, con el campo embarrado porque llovía mucho y con muchos goles», contaba como si hubiera sucedido la víspera. Diez años más tarde se hizo socio para lo que le quedaba de vida.

Pero además de celtista, Humberto fue durante un cuarto de siglo colaborador de la delegación de Vigo de la Federación Galega de Fútbol, que ayer lamentaba la pérdida mediante un comunicado en su página web. Le recordaban como «eterno colaborador da Delegación durante 25 anos, sempre con cariño e vontade de axudar con vocación de servicio ó fútbol vigués» del que formó parte también como aficionado celeste.

Votación
1 votos
Comentarios

Incondicional del Celta y del fútbol vigués