Argentina toma los banquillos

Mohamed es uno de los cuatro técnicos albicelestes confirmados en la Liga y el único sin experiencia en España


Los entrenadores argentinos están de moda. Al menos, en LaLiga. Cuatro banquillos de Primera División ya han confirmado que técnicos albicelestes dirigirán sus pasos la próxima temporada, y uno de ellos es el Celta, que se ha puesto en manos de Antonio Mohamed.

El Turco, cuya carrera deportiva se forjó entre su país natal y México, coincidirá sobre el césped con su gran amigo Diego Pablo Simeone, que continúa al frente del Atlético de Madrid; con Eduardo Berizzo, que ha asumido la dirección del banquillo del Athletic; y con Mauricio Pellegrino, confirmado hace unos días como nuevo preparador del Leganés. Entrenadores de distinto pelaje futbolístico, con propuestas diferentes, pero que tienen un buen puñado de coincidencias, comenzando por que todos dieron en su momento el paso del campo al banquillo. Todos representaron a su país con su selección y en alguna ?o varias? Copa América y los cuatro tienen un gusto por el fútbol intenso y con carácter. Incluso todos, salvo Mohamed, dirigieron en algún momento el banquillo de Estudiantes de La Plata.

Nacidos entre finales de los años sesenta y principios de los setenta, el Turco, el Cholo, el Toto y Pellegrino han dedicado su vida al balompié. Mohamed creció de la mano de Huracán, el Toto dio sus primeros pasos serios en Newells, mientras que el Cholo y Mauricio comparten un pasado en Velez.

Cada uno de ellos se buscó su hueco en el mundo del fútbol. Mohamed pasó por Boca e Independiente antes de hacer las maletas hacia el fútbol mexicano, donde triunfó, mientras que los otros tres entrenadores acabaron desempeñando los mejores años de sus carreras deportivas en el fútbol español. Y ahí es donde el Turco es la nota discordante en el póker de técnicos albicelestes de la liga.

El nuevo entrenador del Celta es el único que no sabe lo que es vivir sobre el césped o en el banquillo las sensaciones de la Primera División española, ni como jugador ni como míster. Como futbolistas, Berizzo había sido aclamado en el Celta, el Cholo fue santo y seña de una época en el Atlético de Madrid y Pellegrino había defendido las camisetas de equipos como el Barcelona o el Valencia. Los tres interiorizaron a lo largo de varias temporadas lo que es la Liga. Su ritmo, la forma de jugar, los arbitrajes, toda la letra pequeña.

La asignatura pendiente

Ese conocimiento acumulado durante sus años de corto les sirvió cuando dieron el paso hacia los banquillos españoles. El Toto llegaba tras triunfar en O’Higgins y entraba a la Liga por una plaza que conocía bien, el Celta; el Cholo, tras varias temporadas forjándose un currículo en diversos clubes argentinos, tomaba el mando de un Atlético cuya afición ya tenía ganada de antemano; y Pellegrino asumió las riendas del Valencia tras haber sido segundo de Benítez, es decir, conociendo el vestuario y el club.

Para Mohamed, cuya trayectoria como entrenador se ha escrito entre Argentina y México, el fútbol español es su asignatura pendiente y la duda está en saber si acabará pagando el peaje del desconocimiento. Porque de la teoría a la práctica hay un trecho, y el Turco se enfrenta a su estreno en el balompié del viejo continente. Eso sí, de ilusión va sobrado. «Llega en mi mejor momento, muy maduro. Es un premio, había buscado esta posibilidad durante tiempo y creo que llega en un club importante, un club lindo en donde tendré la oportunidad de demostrar lo que uno soñó durante tiempo, estoy feliz», comentaba hace unos días el preparador celeste.

Habrá que esperar para ver si la ilusión y el trabajo la compensan.

Cinco técnicos albicelestes para cinco selecciones en el Mundial de Rusia

Los técnicos argentinos tienen caché en el fútbol español, pero también en el concierto internacional, y la prueba está en que de las 32 selecciones que acudirán al Mundial de Rusia que arranca la próxima semana, cinco tienen a preparadores argentinos al mando.

Jorge Sampaoli, tras triunfar en Chile y firmar una estadía en el Sevilla no exenta de debate, es el hombre que dirige los designios de una Argentina con la que llevaba toda la vida soñando. El que fuera seleccionador chileno, encara el Mundial al frente de uno de los clásicos aspirantes y con Messi en sus filas.

Precisamente el sucesor de Sampaoli en el banquillo de Chile, Juan Antonio Pizzi, estará también en Rusia, pero al mando del combinado de Arabia Saudí. El que fuera futbolista del Barcelona y amigo de Luis Enrique, asumió el mando del equipo saudí el pasado mes de diciembre y apenas ha tenido medio año para trabajar con su nuevo vestuario. Pizzi se verá las caras en el país de los zares con su compatriota Héctor Cúper, que es el flamante director técnico de Egipto, la selección que vive en vela por la evolución de su figura, Salah.

El cuarto técnico argentino que estará en los banquillos rusos es Ricardo Gareca, un viejo conocido del celtismo. El seleccionador de Perú era el otro candidato a asumir las riendas del Celta cuando Berizzo fue el elegido. El argentino tomó las riendas del combinado peruano en marzo del 2005. El quinto técnico en discordia es José Pekerman, que tras haber comandado a Argentina en el Mundial de Alemania, ahora dirige a Colombia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Argentina toma los banquillos