El celtismo teñía de celeste la Alameda tal día como hoy

Eran las vísperas del play-off de ascenso en el que el equipo se quedaría a las puertas del objetivo


Vigo

2011: La fiesta tendría que esperar finalmente justo un año, pero hace ahora ocho la ilusión del celtismo por el regreso a Primera se respiraba en el ambiente. El 1 de junio los trabajadores había hecho piña en A Madroa, yendo a animar a la plantilla y luego conversando con los jugadores para fomentar la unidad y conjurarse para lograr el objetivo, foto de familia incluida. Tal día como hoy, era el turno de la afición.

La Alameda (praza de Compostela) había sido el lugar donde el club había convocado a la afición para una concentración de apoyo al equipo. Alrededor de un millar de aficionados acudieron a la cita en la que no faltaron Mouriño, el consejo del administración, miembros de las categorías inferiores o el ya entonces alcalde de Vigo, Abel Caballero y parte de su corporación municipal. 

El 8 de junio se disputaría en Balaídos la ida del play-off contra el Granada, con victoria por la mínima gracias a un gol de Michu. El mismo resultado en Los Cármenes a favor de los locales propició los penaltis, que condenaron al Celta a continuar otro año en Segunda. El 2012 sí sería el año de la celebración del ascenso para los celestes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El celtismo teñía de celeste la Alameda tal día como hoy