Un técnico con potencial, no nombre

El Celta se centra en buscar entrenador, con Almirón y Garitano entre los candidatos


«El director deportivo está entrevistándose con algunos [entrenadores]». Inesperadamente, a dos jornadas del final de la liga, el presidente del Celta, Carlos Mouriño, dio carácter de oficial a lo que era un secreto a voces, que Juan Carlos Unzué no seguirá al frente del equipo la próxima temporada. El máximo accionista celeste lo confirmó en el programa El Transistor, dando a la vez algunas pistas sobre el perfil que quieren para el nuevo ocupante del banquillo. «Nos vamos a buscar a cualquier parte del mundo», señaló el empresario, que abundó en que «cuando contratamos a Berizzo fue por lo que creíamos que podía dar, no por el nombre, y es lo que buscamos ahora».

Mouriño defiende que no se fijarán en apellidos ni nacionalidades, sino en el potencial del nuevo técnico. Por lo de pronto, ya han sonado un buen puñado de nombres para tomar el relevo de Unzué, y todos ellos con orígenes y propuestas futbolísticas diferentes. Óscar García Junyent es una vieja aspiración de la dirección celeste y con su ADN Barça encaja en el fútbol por el que parece decantarse la administración céltica. Con un perfil distinto y sin experiencia en los banquillos españoles estarían Jorge Almirón y Eduardo Coudet. El primero es el director técnico del Nacional de Colombia, donde precisamente se encuentra el director deportivo vigués, Felipe Miñambres, que asistió al encuentro entre Nacional y Leones. Su intención era reunirse con el técnico para tantearlo de cara al futuro. En su momento Almirón ya intentó dar el salto al fútbol español con el Las Palmas, pero no dispuso de la autorización de la UEFA.

También preparadores argentinos son Eduardo Coudet y Mauricio Pellegrino, otros dos nombres vinculados al conjunto vigués. El primero, que en su momento fue futbolista celeste, ejerce en el banquillo de Racing de Avellaneda, mientras que el segundo está avalado por su trabajo en el Alavés el curso pasado, aunque no logró reeditar su éxito en el Southampton. Pellegrino tendría a su favor que ya conoce cómo funciona la Liga, un elemento que, sin embargo, a la directiva del Celta no parece preocuparle demasiado.

Garitano deja el Leganés

Desde el instante en que se dio por hecha la marcha de Unzué, el nombre de Asier Garitano también se ha vinculado a Balaídos. El vasco dijo la semana pasada que no había tenido contactos con el club vigués. Ayer el Leganés confirmó que no seguirá con ellos. El interés de los célticos en el preparador no sería exclusivo, puesto que la Real Sociedad y el Athletic Club, con el que se ha vinculado a Berizzo con insistencia, también tendrían le tendrían en cuenta.

La nómina de entrenadores relacionados con el conjunto vigués es amplia, pero la lógica invita a pensar que la elección, o como mínimo el nombramiento oficial, se pospondrá al menos hasta que la temporada baje el telón. Será entonces cuando el nuevo proyecto se ponga en marcha, y con muchos deberes que hacer. La figura del técnico puede ser determinante para generar de nuevo ilusión y retener a parte de los futbolistas.

Esta vez los tiempos saltaron por los aires. A dos partidos de acabar la temporada, Carlos Mouriño ya confirmó que están buscándole sustituto a su todavía entrenador, Juan Carlos Unzué. Desde que el Celta regresó a la élite, esta es la primera vez que el club confirma antes de que concluya la campaña que habrá relevo. Quizás el hecho de que no se cumplieran las expectativas en cuento a rendimiento, también ha pesado.

Una confirmación sin precedentes en los años previos

2012/13. La llegada de Luis Enrique

El 1 de junio del 2013 la liga bajó el telón. En teoría, Abel Resino tenía un año más de contrato, pero el Celta cambió el paso y a golpe de 8 de junio anunció que el exportero no continuaría y que Luis Enrique sería su sustituto. Diez días después el asturiano y todo su cuerpo técnico eran presentados en Balaídos.

2013/14. El fichaje de Berizzo

El 16 de mayo del 2014, once meses después de su llegada a Vigo, Luis Enrique, arropado por Mouriño, se despidió del Celta. Para entonces ya era un secreto a voces que no continuaría en Vigo, y más después de que la primera semana de mayo el hijo del presidente del Celta, Carlos Mouriño Terrazo, fuera captado por las cámaras en Chile negociando con Berizzo y Gareca. El día 19 se oficializó la llegada del Toto.

2017/18. Unzué, al mando

El 20 de mayo, el día antes del último partido de liga, Berizzo anunció que no seguiría en el Celta. Lo hizo solo, y para entonces el nombre de Unzué ya sonaba. El 29 de mayo sería oficial el fichaje del técnico navarro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Un técnico con potencial, no nombre