Ingenio frente a resistencia

Miriam V.F. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Óscar Vázquez

La afición celeste tiró de retranca ante la blanquiazul, resignada a lo que le esperaba en Balaídos

05 may 2018 . Actualizado a las 23:05 h.

El celtismo afrontó el derbi frente al Deportivo consciente de que en la grada tenía todas las de ganar. Sabiéndose equipo de Primera el próximo curso, con el eterno rival descendido y estando en Balaídos, era difícil no salir victoriosos. Así, una cita que siempre agudiza el ingenio de las dos hinchadas tuvo ese efecto más que nunca del lado celeste frente a los deportivistas, que, sin apenas alicientes, viajaron a Vigo con resignación y listos para aguantar el chaparrón. Además, no se produjeron incidentes en el primer derbi en años que no fue declarado de alto riesgo.

Balaídos fue una fiesta. Sin aspiraciones tampoco para el equipo vigués, poco más necesitaban los locales que tener enfrente a un Deportivo en uno de sus peores momentos para disfrutar de una tarde de (poco) fútbol. Si además llegaba el gol de Maxi, mucho mejor. Aunque al final no pudieran celebrar un triunfo.