Un mal conocido y sin remedio

En cinco de las seis últimas temporadas el Celta ha encajado más de 50 goles


Hubo un tiempo en donde la necesidad de dotar de músculo a la zona central de la defensa del Barcelona se convirtió en una letanía hasta que los culés le pusieron remedio. El Celta, salvando las innumerables distancias, vive una situación parecida. Siempre se habla de atornillar la defensa para cortar la sangría y la estadística de cada temporada confirma que los vigueses están por encima de la media centena de goles encajados. Esta temporada, con los cuatro tantos recibidos en Villarreal, la cota ya se dispara hasta los 51 a falta de tres partidos para la conclusión del campeonato. Desde que volvieron a Primera solo en una ocasión, en la campaña 14/15 (la primera de Berizzo) han estado por debajo de esa cifra.

Los males defensivos del Celta contemporáneo ya comienzan el año del ascenso. Aunque de la mano de Paco Herrera el equipo intentaba mantener la compostura defensiva, al final de curso acabó con 52 dianas en contra, cifra que se elevó en dos al curso siguiente cuando Luis Enrique Martínez ejercía la jefatura en el banquillo vigués. La cosa se enmendó en la 14/15, cuando el Toto Berizzo fundamentó la tarea de la salvación en ganar músculo defensivo, pero con el mismo entrenador se volvió a las andadas a la campaña siguiente (59 goles en contra el año de la clasificación europea), tocando techo el curso pasado cuando los números rojos se dispararon hasta las 69 dianas en contra.

Esta campaña Unzué tampoco ha podido arreglarlo. Aunque la mayoría de las 14 derrotas que lleva el Celta acumuladas en 36 jornadas han sido por la mínima, hay que tener en cuenta que los vigueses solo dejaron su portería a cero en siete ocasiones. De hecho, tomando como referencia la segunda vuelta, esta situación solo se ha dado en dos ocasiones: ante el Málaga en un partido que finalizó con empate a cero goles y en la goleada al Sevilla: 4-0. El sábado, el Villarreal fue el primer equipo que le endosó a los celestes cuatro goles en Liga ya que el tope estaba en los tres de la Real Sociedad, Girona y Getafe.

A lo largo de estas seis temporadas por el Celta han pasado cinco entrenadores (Herrera, Abel, Luis Enrique, Berizzo y Unzué). A nivel de jugadores, Hugo Mallo, Jonny y Cabral son los tres supervivientes de estas seis temporada, mientras que Andreu Fontás se unió al grupo en la segunda temporada y Sergi Gómez llegó a la plantilla en la 2014/15. Desde hace cinco campañas los dos laterales permanecen inalterables (ambos con buen rendimiento en la mayor parte del tiempo) y en cuanto a los centrales la única incorporación fue la de Facundo Roncaglia en el verano del 2016.

Ninguno acaba contrato a final de la presente temporada e incluso en el caso de Sergi Gómez todo apunta que la renovación está encaminada, pero no puede descartarse algún movimiento para intentar apuntalar una zona que lleva demasiado tiempo en el ojo del huracán. Quizás pagando una idea de juego.

El Celta actual, tercer más goleador en Primera

El Celta actual se convirtió con el tanto de Pione Sisto el sábado en el Estadio de la Cerámica en el tercero más goleador de la historia de las ligas de 38 jornadas en Primera, según datos de Afouteza e Corazón. El equipo vigués lleva en este momento 54 goles a favor, los mismos que consiguió el equipo de Javier Irureta que se clasificó para Europa en la temporada 1997/1998.

Con este registro se deja atrás al equipo de Berizzo de la temporada pasada, que había marcado 53 goles. A falta de tres jornadas, quedan lejos los dos equipos que encabezan esta lista, ambos de la época del EuroCelta de finales de los 90 y principios de los 2000 con Víctor Fernández al frente: son los de los cursos 1998/1999, con 69 goles, y de la temporada 2002/2002, en la que se anotaron 64.

El gol en el Celta de Unzué ha sido con contadas excepciones como la del partido de esta pasada jornada, cosa de Iago Aspas y Maxi Gómez, que llevan 20 y 15 tantos, respectivamente. En el caso del moañés, ahora de baja por lesión, ha batido también su propio registro de la pasada campaña (19 tantos) y podría seguir ampliando su cuenta si cumple los plazos y regresa para las últimas jornadas.

El resto de los goles celestes se los reparten Pione, con cinco; Daniel Wass, con cuatro; el Tucu Hernández, con tres; Jonny, con dos, y con uno cada uno, Gustavo Cabral, Sergi Gómez, Brais Méndez y Emre Mor. Así, de los componentes de la plantilla del Celta son nueve futbolista diferentes los que han visto portería.

En el curso con el que ahora igualan los celestes el gol estaba más repartido: hasta trece jugadores habían logrado al menos un gol. A la cabeza por aquel entonces estaba Juan Sánchez, con nueve goles, seguido por los ocho de Mostovoi y, con siete por cabeza, Haim Revivo y Jorge Cadete. Aquel Celta fue sexto con 60 puntos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un mal conocido y sin remedio