El Celta necesita un final de liga de sobresaliente para ir a Europa

Los 11 puntos que firmó el Celta en el tramo final de la primera vuelta no le bastarían si sus rivales directos calcan los que habían logrado en el mismo período


El Celta protagonizó un final de primera vuelta que podría calificarse de aprobado alto, casi un notable. En las siete últimas jornadas, justo las que restan ahora para bajar el telón, sumó 11 puntos. Un balance positivo que, de reeditarse a lo largo del próximo mes y medio, no garantizaría a los de Unzué la clasificación para la Europa League. ¿Por qué? Pues porque si los competidores por los puestos continentales también igualan o mejoran sus resultados de la primera vuelta, a los celestes no les darían las cuentas.

Betis (49 puntos), Villarreal (47), Sevilla (46), Girona (44), Celta (43) y Eibar (40) son los seis aspirantes a las tres plazas que probablemente habrá para la Europa League ?el séptimo no está garantizado?. Tomando como referencia los resultados que obtuvieron en sus siete últimos compromisos de la primera vuelta y repitiendo la proyección para los siete que restan, el Betis y el Villarreal son los grandes beneficiados, mientras el Celta podría echar de menos el golaveraje con el Girona.

El Eibar de Mendilibar fue el equipo que mejor último mes y medio de primera vuelta protagonizó. Sumó 13 puntos, dos más que el Celta, y tres más que Girona, Betis y Villarreal. El Sevilla, en pleno Champions y caso Berizzo, únicamente había arañado siete puntos que, de repetirse ahora, no le bastarían para volver a competir en Europa.

El equipo de Unzué inició el tramo definitivo de campeonato con un triunfo sobre el Leganés, empató en el Camp Nou, cayó con el Valencia y el Villarreal y remontó el vuelo ganando el derbi, empatando con el Real Madrid y venciendo al Levante. El reto que se presenta a los vigueses es intentar mejorar esos resultados para luchar por una Europa League que se presume cara. De reeditar los 11 puntos, las cuentas célticas se irían hasta los 54, pero no serían suficientes si los rivales directos repiten su puntuación de la primera vuelta.

El Betis y el Villarreal se repartirían la quinta y la sexta plaza. Los de Setién, que cotizan al alza, habían logrado 10 puntos gracias a los triunfos sobre el Málaga, el Sevilla y el Leganés y con el empate en Girona. El Villarreal firmó otros diez tras ganar en Balaídos, al Valencia, en el Bernabéu y empatar con el Deportivo. De calcarse el balance, los béticos acabarían quintos con 59 puntos y el Submarino sería sexto con 57.

Si el Girona reedita ahora sus diez puntos de la primera vuelta, a los de Unzué no les bastaría con repetir los suyos, ya que acabarían empatados a 54, y el golaveraje es favorable al sorprendente equipo catalán, que en el tramo final de la primera vuelta empató con el Betis, cayó con el Alavés y el Valencia y se impuso a Espanyol, Getafe y Las Palmas.

El Eibar no atraviesa un buen momento, pero si remonta y suma de nuevo 13 puntos en los siete partidos que quedan, su puntuación se iría a los 53, los mismos que tendría el Sevilla si reeditara los siete que hizo antes de alcanzar el ecuador de la liga. Bien es cierto que el escenario ahora es bien distinto. Los de Montella cuentan ya con 46 y con el adiós a Europa se prevé que mejoren en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Celta necesita un final de liga de sobresaliente para ir a Europa