Iago Aspas acaba con la maldición del 7 de abril

El de Moaña ya es el sexto máximo goleador gallego en la historia de Primera división


Triunfo balsámico el conseguido este sábado por el Celta en Balaídos frente al Sevilla (4-0), que no sólo le permite reencontrarse con la victoria un mes después, sino que también le hace recortar distancia con los de Montella, que tienen ahora a tres puntos y con el goal-average particular decantado a favor de los celestes. Esta goleada supone para los sevillistas su derrota número 900 en Primera división.

En la recta final del primer periodo, una serie de rebotes benefició a los gallegos gracias a que el sevillista Guilherme Arana marcó en su propia portería el 1-0. Es el primer autogol que favorece a los intereses celestes en esta Liga 2017/18, algo que ya sucedió en el pasado ejercicio 2016/17 con el culé Mathieu y en 2015/16 con el levantinista Iván López.

Mediada la segunda mitad empezó el festival de Iago Aspas para marcar por partida triple frente a su ex-equipo, asentarse como máximo goleador nacional en esta Liga (19 tantos, cinco más que Rodrigo Moreno) y situarse como sexto realizador gallego en la historia de Primera división, con 65 dianas, dejando atrás las 63 que firmaron tanto Antonio Chas como el mítico Luis Suárez.

Goleada con denominación de origen

X.R.Castro

El Celta supera (4-0) al Sevilla con un recital de Sergio en la portería y tres goles de Iago Aspas

Las paradas de Sergio Álvarez y los goles de Iago Aspas reviven al Celta con una goleada cocinada a fuego lento a costa del Sevilla. El 4-0 no solo mantiene en la pelea por la séptima plaza al conjunto de Unzué, sino que le debe servir de rearme anímico después de una época oscura y plagada de dudas.

La cantera tuvo más protagonismo que nunca en el triunfo. Cinco titulares al dar cabida Unzué a Brais por el sancionado Maxi Gómez, porque Sergio Álvarez estuvo soberbio con cinco paradas de cinco posibles, tres de ellas antológicas y porque Iago Aspas volvió a encargarse del gol. En el día que ocupaba la posición de nueve, volvió a suceder lo mismo que en Las Palmas, en la otra ausencia de Maxi. El de Moaña marcó los tres goles de la segunda mitad, todos ellos emanados del contragolpe, y participó en la jugada del primero que Arana acabó por introducir en su propia meta.

Seguir leyendo

Es el segundo hat trick de Iago Aspas en la máxima categoría, tras el que anotó en esta misma campaña frente a Las Palmas en el estadio Gran Canaria allá por el mes de octubre, y el tercero del cuadro celeste frente a los sevillistas en la élite, tras los firmados por Manuel Hermida en 1949 y Vlado Gudelj en 1995.

Con este resultado, el Celta acaba con un histórico maleficio que le perseguía en los 7 de abril, fecha en la que había perdido en sus siete primeros encuentros jugados en la máxima categoría, en 1940 (vs Athletic), 1957 (vs Real Sociedad), 1974 (vs Espanyol), 1979 (vs Real Madrid), 1996 (vs Mérida), 2002 (vs Espanyol) y 2013 (vs Rayo Vallecano).

El otro protagonista numérico del partido fue Gustavo Cabral, que ingresó en el terreno de juego en el minuto 77 para alcanzar la cifra de 200 partidos oficiales con el cuadro celtiña, habiendo acumulado 86 victorias, 44 empates y 70 derrotas, así como nueve goles (siete en Liga, uno en Copa y uno en Europa League).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Iago Aspas acaba con la maldición del 7 de abril