El segundo curso de Unzué en el banquillo del Celta está en el aire

El técnico desvela que firmó un contrato de «uno (año) más uno con vías de escape» y admite que lo que suceda en la recta final será determinante


La historia se repite con respecto al año de Luis Enrique en el banquillo del Celta. En aquel entonces se escenificó un acuerdo por dos años y unos meses después, en la despedida camino del Barcelona, se habló de una temporada con otra opcional. Con Juan Carlos Unzué ha sucedido lo mismo cuatro años después. El Celta anunció un acuerdo de dos años para él y su cuerpo técnico, con «vías de escape» según comentó entonces el navarro, que ayer precisó que ese entente era de «uno más uno» dejando en el aire su continuidad en función de lo que suceda en la recta final de Liga. De entrada no quiso evaluar el acuerdo con el lateral zurdo David Juncá, actualmente en el Eibar, para el próximo curso. «Esta es una pregunta para el club, yo estoy centrado en las ocho jornadas que quedan», se limitó a indicar.

«Tengo un contrato firmado con unas circunstancias que el club y yo sabemos. Yo estoy centrado e ilusionado en conseguir el máximo posible de este grupo hasta final de temporada y cuando acabe la temporada veremos dónde estamos, cómo hemos quedado, qué sensaciones hay y cuáles no. Ese será el momento de decidir, por mi parte y entiendo que por parte del club también», manifestó en la antesala del partido con el Sevilla.

Por el momento el técnico no quiere ponerse notas, pero no esconde que lo que suceda en las últimas ocho jornadas de Liga será clave: «Cómo no me va a condicionar. Lo más importante para mí es cómo me siento yo, y en eso soy muy egoísta porque sé que si estoy contento y satisfecho con el trabajo para mí eso es clave. El Celta me ha dado la oportunidad de entrenar en Primera División y la mejor forma de ser agradecido es haciendo el máximo y después si es consiguiendo el máximo objetivo, muchísimo mejor».

«A día de hoy estoy a gusto y luchando por las expectativas de principio de temporada», comentó Unzué, que admite que tras un buen final de la primera vuelta e inicio de la segunda contaba con más continuidad en los resultados que finalmente no han terminado de darse.

No quiso vincular su continuidad a conseguir un puesto para Europa, tarea para la que admite que «seguimos en la pelea pero necesitamos otro arreón de aquí al final de partidos ganados, ya no solo con los empatados nos van a valer, tenemos que ganar partidos consecutivos porque algunos equipos ya nos llevan algo de ventaja y los que vienen por detrás están cerca, pero también es cierto que me da la sensación de que a todos nos va a costar ganar de aquí a final de temporada».

A diferencia con Luis Enrique, en el momento de su adiós ya era conocido por todos que tenía cerrado el acuerdo con el Barcelona, adonde se iba además con Unzué y todo el cuerpo técnico. Ahora la situación ofrece matices. Por un lado la posibilidad de que Luis Enrique se vaya al Chelsea y pueda recuperar a todo su cuerpo técnico (incluido el navarro) o la decisión del Celta no de contar con Unzué para la próxima temporada.

Desde hace tiempo el pensamiento general vinculaba a una plaza europea la continuidad de Unzué con independencia de su grupo de colaboradores, a quien casi todos ven con Luis Enrique en su próximo destino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El segundo curso de Unzué en el banquillo del Celta está en el aire