Brais ejerce otra vez de revulsivo

El canterano marca su primer gol en la élite en su décimo tercer partido en Liga


Brais Méndez, con 21 años cumplidos en enero, sucede a Pape Cheikh y a Santi Mina como el canterano que se estrenó como goleador en Primera División teniendo ficha del segundo equipo celeste. El mosense hizo su primera diana en su décimo tercer partido en Liga con el primer equipo y se convirtió en el primer jugador que saliendo desde el banquillo daba puntos de un modo directo al Celta esta temporada (en Copa Iago Aspas lo había hecho ante el Eibar en Balaídos).

«Es un punto importante que nos sirve seguir sumando y para no parar la racha porque cuantos más puntos, mejor. Queremos sumar de tres en tres pero esta vez no pudo ser y mejor un empate que perder», reflexionó en beIN Sports el canterano, que el fin de semana pasado desechó la posibilidad de disfrutar de un fin de semana libre para jugar con el filial y ganar a domicilio al Real Madrid Castilla.

Brais entró en el campo a falta de un cuarto de hora y de nuevo, como sucediera ante el Las Palmas, actuó de revulsivo. «Sabíamos que iba a ser un partido complicado, difícil y que nos iba a costar sumar, pero al final hemos apretado, hemos demostrado lo que queremos, lo que somos y bueno, un puntito más». El centrocampista sigue pensando que Europa es posible: «Tenemos nuestras opciones, vamos a intentar luchar por ellas y un punto más que nos sirve para seguir».

39,1 % de goles canteranos

En los 30 partidos de Liga disputados los canteranos del Celta han marcado el 39,1 % de los tantos, 18 de 48 (según Afouteza e corazón), aunque en esta estadística hay que tener en cuenta que 16 son de Iago Aspas (que lleva cinco jornadas en blanco), uno de Jonny y el último de Brais. Hugo Mallo, por su parte, suma cinco asistencias.

Unzué: «No hubiese sido justo sumar los tres puntos»

Efe

El técnico celeste dio por bueno el empate pese a que el equipo tuvo opciones de llevarse la victoria en el descuento

Juan Carlos Unzué, técnico del Celta, dio por bueno el empate logrado por su equipo en San Mamés contra el Athletic y, a pesar de las ocasiones de las que disfrutó su equipo en la recta final partido, admitió que, «siendo sincero, no hubiese sido justo» lograr la victoria. «Igual en los últimos minutos la sensación que ha quedado por lo ocurrido es que podíamos haber ganado, pero no hubiese sido justo. En la primera parte el Athletic creó alguna ocasión más y es imposible jugar los 90 minutos como los últimos diez. Asumimos muchos riesgos que nos dieron opciones de ganar, pero también pudimos encajar algún gol», resumió el técnico navarro.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Brais ejerce otra vez de revulsivo