Eusebio abría las puertas del primer equipo a Aspas

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

Aspas, en un partido entre primer equipo y filial aquella misma temporada
Aspas, en un partido entre primer equipo y filial aquella misma temporada Oscar Vázquez

El entonces técnico del Celta les llamaba a él y a Joselu para entrenar por primera vez

26 mar 2018 . Actualizado a las 22:15 h.

2009: Los canteranos Iago Aspas y Joselu Mato vivían una semana redonda. Ambos habían marcado con el filial en dos compromisos consecutivos (la victorias del equipo que dirigía Alejandro Menéndez ante Barakaldo y Valladolid B) y Eusebio Sacristán les llamaba para entrenar por primera vez con el primer equipo desde que él lo dirigía. 

Aspas ya había debutado el curso anterior, mientra que Joselu lo haría precisamente de la mano de Eusebio un par de meses después. También el moañés acumularía minutos en el primer equipo de la mano de Sacristán, de hecho, con él en el banquillo anotó el recordado doblete frente al Alavés que dio la permanencia al Celta ese curso.

«Nuestro equipo es el filial, para nosotros estar aquí es un premio», indicaban los dos hace diez años, cuando la falta de atacantes llevó a Eusebio a recurrir a ellos. «Soy jugador del Celta para los próximos dos meses y pienso en el partido del domingo en León», indicaba Aspas, recordando, como había dicho semanas antes al firmar su primer contrato profesional, que su «sueño era formar parte del primer equipo del Celta».

Joselu, por su parte, tenía entonces 19 años y había empezado el curso en el equipo juvenil. Su discurso en la comparecencia de prensa común incidía en las mismas ideas que el de Iago. Añadía que tenía «la cabeza muy bien amueblada» y recordaba que ya entre el juvenil y el primer equipo se había encontrado «una diferencia brutal».