Mouriño: «La sede es el anclaje del Celta al corazón de la ciudad»

Carlos Mouriño quiere que el celtismo se sienta orgulloso de su nuevo hogar y reitera que no parará hasta lograr la ciudad deportiva y un estadio «digno»


«Determinación, proyecto, trabajo, sacrificio, fe, ilusión, sueño, realidad y futuro». Eso son los pilares que han dirigido y dirigen los proyectos de Carlos Mouriño en el Celta, y que ayer, en el acto inaugural de la nueva sede del club, reivindicó. El máximo responsable de la entidad viguesa recordó que habían perseguido un objetivo sin reparar en las adversidades, sin prisa y sin pausa, y pensando siempre en un «proyecto sólido y del que sentirnos orgullosos». Un proyecto que al fin se convirtió en realidad y tras el que hay un trabajo «arduo» y alta dosis de sacrificio.

Mouriño se mostró feliz por la inauguración de una sede que «es de Vigo, del celtismo, de todos. Es el anclaje del Celta al corazón de la ciudad, nuestra forma de llegar a todos y que todos puedan llegar a nosotros. Un edificio magnífico para que celtistas y ciudadanos puedan sentirse orgullosos y partícipes de este proyecto. Una propuesta de negocio novedosa y enriquecedora, un hogar para nuestro bien más preciado, la cantera. Es la materialización de uno de nuestros grandes sueños para construir un ilusionante futuro».

Un futuro en el que hay otras dos metas. «No pararemos hasta alcanzar los objetivos que nos faltan, la ciudad deportiva y el estadio digno». En la primera se podrá alimentar la cantera, que es el futuro, dijo Mouriño, «y trataremos que sea lo más abierta posible para que tengan cabida todas las opciones deportivas del área metropolitana de Vigo». Del estadio espera una instalación «digna, funcional y moderna». Y para lograr ambos objetivos, reclamó de nuevo unión. «Tenemos que avanzar en equipo, todos juntos, sin personalismos, sin intereses partidistas», insistió el mandatario. «El interés común debe prevalecer», recalcó Mouriño, que recordó que los relojes puestos en marcha en el acto del mes de diciembre junto a Xunta y Concello siguen en marcha.

El momento más emotivo para el presidente del Celta fue cuando mencionó a su familia. «Gracias a Geli, Marián y Carlos por estar siempre ahí. Por entender mis ausencias, muchas de ellas incluso cuando estaba con vosotros, por alentarme y arroparme en los momentos difíciles y disfrutar plenamente los gratos. Gracias por creer, consentir, compartir y ofrecer siempre palabras de ánimo. Gracias por vuestra fe», dirigió Mouriño a su familia. También tuvo agradecimientos para su equipo de trabajo, «comprometido y capacitado».

Feijoo: «Este edificio é a constatación de que o Celta está gañando»

El discurso del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se centró en la importancia de los lugares de encuentro, como el que constituirá la sede, para formar comunidad y convivir. «As nacións e países necesitan lugares de encontro. Se Vigo é o que é, unha cidade exemplar e pionera en tantas cousas, é porque nela existen lugares de encontro e un dos principais é o Celta». Sería imposible explicar los 90 años de existencia del club, dijo, de no ser por esos lugares de encuentro.

Destacó la importancia de que los políticos preserven esos lugares de encuentro y apeló a la cooperación fuera del campo de fútbol más allá de las rivalidades que se viven dentro. «No goberno de Galicia hai celtistas e non tanto, pero todos traballamos na mesma dirección. Non se pode xogar en solitario fronte aos problemas», apuntó. Y precisó que «o fútbol atrae porque significa coordinar once esforzos, habilidades e personalidades para intentar gañar».

Para Feijoo el edificio es la «constatación de que o Celta está gañando». «Europa espéranos. Afouteza e parabéns», finalizó. 

Abel Caballero: «Con esta sede se está construyendo el futuro de Vigo»

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, centró su intervención en la historia y el significado que tiene para Vigo el edificio que pasa a acoger la sede del Celta. «Cuántas sensaciones, cuántos cruces de eventos. Aquí se entrelazan fechas, nombres, sensaciones, pero siempre con algo común: Celta, Celta y Celta», comenzó el regidor.

A ojos de Caballero, la sede del Celta será a partir de ahora «lo que la ciudad quiere: un símbolo de apertura permanente» que servirá para «construir el futuro de Vigo». También incidió en que «si en algún sitio tenía que estar la sede del Celta era aquí, en un lugar donde se cruzan sensaciones y culturas».

«El fútbol es pasión y el Celta es una pasión única, extraordinaria e indescriptible que sentimos», señaló. Y celebró que «casi cien años después, este edificio encuentre una dedicación definitiva de ser alma del Celta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Mouriño: «La sede es el anclaje del Celta al corazón de la ciudad»