Cuando ganar es la única opción para seguir en la pelea

El Celta recibe al colista Málaga en una cita crucial para engancharse al objetivo europeo


Sin dobleces. El Celta afronta esta tarde un partido de obligada victoria. No solo porque el colista sea el visitante de Balaídos y porque los vigueses sean uno de los tres únicos conjuntos que ya han perdido esta temporada con el Málaga, sino por la necesidad que tiene el conjunto de Unzué de retomar la senda del triunfo y aprovechar el escenario que depara la jornada con la derrota del Eibar. En su carrera por Europa, el cuadro vigués necesita acelerar en las últimas diez jornadas y no puede permitirse ningún tropezón inesperado. Máxime después de que Getafe y Betis se impusieran en sus partidos de esta jornada, disputados en ambos casos ayer.

Balaídos pasa por ser el fortín del Celta en estos momentos decisivos. Desde que comenzó el año, el feudo vigués es uno de los tres de la Liga que aun no han visto perder a su equipo. Es esta situación la que le mantiene en pie, aunque con desventaja, en esa carrera tan concurrida por la séptima plaza. Hoy busca el tercer triunfos consecutivo como local, lo que sería un tope en la temporada.

Para alcanzarlo, todo indica que Unzué confeccionará un equipo muy parecido al que perdió en la visita al Atlético de Madrid. La banda derecha, por la ausencia de Wass por tercera semana consecutiva, es la principal incógnita. Si los vigueses buscan profundidad y juego trenzado, es posible que Brais Méndez desplace a Radoja, que se ha instalado en el interior derecho de un modo eventual en las últimas semanas. En la izquierda nada indica que Emre Mor pueda perder su estatus de titular. Lo mismo sucede con el Tucu Hernández.

El Málaga llega a Vigo a 14 puntos de la salvación después del triunfo del Levante el viernes, lo que significa que en Balaídos se juega sus últimas opciones de permanencia. Para su particular final recupera a un jugador fundamental como Recio, aunque de inicio apunta al banquillo. También recuperan los boquerones a Borja Bastón, Diego González y Keko Gontán. Es baja por sanción el centrocampista Samu García. Unzué avisó de que González apuesta por cuatro delanteros en sus formaciones y de que el Málaga tiene muchos más argumentos que puntos y goles (lleva los mismos 16 que ha marcado Iago Aspas para el Celta hasta el momento).

Consciente de lo mucho que está en juego, el Celta no esconde sus intenciones. Posesión, balón, vivir en campo contrario y avisar con oportunidades, pero sin perder de vista el juego en largo del rival.

Unzué: «Necesitamos la victoria»

«Cada vez hay menos opciones, pero no creo que si ganas lo tengas asegurado y si pierdas te quedes fuera. Sí es verdad que necesitamos la victoria para sentir que ese objetivo lo seguimos teniendo en nuestra mano. Es un partido importante para seguir cerca de nuestro objetivo. Creo que hay los suficientes componentes mentales para que todo el mundo esté al 100 %». Así se despachó Unzué a la hora de hablar de la importancia del partido de esta tarde.

El navarro aprovechó para negar que el Celta sea un equipo irregular: «Si nosotros hubiésemos tenido dos o tres rachas como la que tuvimos en enero no estaríamos peleando por el séptimo puesto, sino por el tercero. Hay que ser realistas. Es bueno que la gente tenga ambición, pero sin perder la realidad del momento. Estamos en la jornada 29 y seguimos con opciones de lograr nuestro objetivo». Avisó del potencial ofensivo del Málaga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cuando ganar es la única opción para seguir en la pelea