Aspas lidera el desafío del Wanda

El moañés se recuperó a tiempo y estará en el once de un Celta que quiere ser el primero en ganar en Liga en la nueva casa de un Atlético que vive su mejor momento y recupera a Oblak


El Celta buscará la sorpresa en el Wanda Metropolitano con Iago Aspas en el once, pero tendrá enfrente a Oblak. Las dos grandes dudas se recuperaron a tiempo y ambos estarán en un partido en donde los vigueses quieren cortar su tendencia a domicilio y convertirse en el primer equipo que gane en Liga en la nueva casa de un Atlético de Madrid que vive su mejor momento de la temporada pero que afronta la jornada después de la virtual sentencia liguera del Barcelona.

El moañés entrenó con normalidad en la mañana del sábado, charló con el entrenador sobre el verde de Balaídos y Unzué confirmó que su idea es alinearlo de inicio. Si está en condiciones el Celta no puede prescindir de su jugador de referencia para un partido de tanta dificultad y con tantas cosas en juego (incluida la posibilidad de seguir avanzando en una clasificación de lo más condensada). Su participación, aunque un tanto mermado al no poder trabajar con normalidad en los últimos días de la semana, traslada el foco de las dudas hacia el centro del campo. La gran incógnita para rebatir al Atlético de Madrid estará en el sustituto de Wass, que se pierde su segundo partido consecutivo por lesión, algo inaudito desde que llegó al Celta. La fórmula de Radoja no funcionó ante el Las Palmas, pero si Unzué necesita músculo podría repetir con el serbio.

No obstante, si su idea es desactivar al rival con el balón, la primera opción podría ser Brais Méndez, que reactivó al equipo el lunes pasado y que ya fue titular en el Camp Nou, en donde el Celta consiguió empatar contra todo pronóstico. Todo dependerá del tipo de partido que plantee como respuesta el Celta ante un Atlético más previsible, que según Unzué ha vuelto a la esencia de sus orígenes y que puede combinar una presión alta de inicio para intentar matar los partidos por la vía rápida o esperar replegado el fallo del rival y aprovechar su pegada a la contra con Griezmann y Diego Costa como ejecutores. El segundo escenario se le ha atragantado en especial a los vigueses tomando como ejemplo las tres últimas salidas, en donde el equipo celeste solo ha marcado un gol y perdido nueve puntos.

La clave del partido estará en el porcentaje de acierto del Celta a la hora de mover el balón para intentar atacar a un equipo tan rocoso y sobre todo en el equilibrio defensivo tras pérdida de la pelota. Para conseguirlo los célticos están obligados a exhibir sus mejores prestaciones defensivas con un cuarteto que parece ya consolidado aunque el goteo de tantos en contra continúe siendo habitual (de los ocho partidos disputados en la segunda vuelta solo en uno se ha quedado a cero la portería de Rubén).

El Atlético apostará por su formación de gala con el cambio de Lucas por Filipe Luis en el lateral izquierdo y con la única duda de Gabi o Thomas en el centro del campo. Simeone recupera a Oblak para la portería después de haberse perdido el partido de la Europa League ante el Lokomotiv por una dolencia (sufría molestias musculares en el glúteo y una mano). La contienda ante los rusos, en el Wanda y de lo más plácido, en absoluto le pasará factura a un colectivo acostumbrado a jugar cada tres días. Por algo es un grande.

Nueve triunfos en diez partidos, tarjeta rojiblanca

Los números de los últimos diez partidos en todas las competiciones lo dicen todo para el Atlético de Madrid: una derrota y nueve victorias, registros que confirman la teoría de Unzué de que el rival de esta tarde está en su mejor momento de la temporada. Tan solo el Barcelona el fin de semana pasado, y en un partido igualado, fue capaz de derrotar a los colchoneros, que tras ser eliminados en la Copa del Rey comenzaron un ciclo triunfal que les llevó a soñar con el liderato. En esta secuencia los de Simeone se han llevado por delante a Las Palmas, Valencia, Málaga, Copenhagen (dos veces), Athletic, Sevilla, Leganés y Lokomotiv.

Y lo han hecho a la vieja usanza. Con la intensidad característica en la presión, sin recato alguno en el repliegue apoyados en un portero seguro ?y perfecto para este equipo según Unzué? y con el contragolpe como principal aval para la efectividad de sus dos delanteros.

Griezmann, que estuvo errático durante una vuelta, vuela ahora y con sus 15 goles amenaza con desplazar a Iago Aspas del podio de la Liga. El francés, que le ha marcado cinco dianas al Celta de rojiblanco, vivió su semana mágica con siete goles en dos partidos (tres al Sevilla y cuatro al Leganés) que le han impulsado en la tabla de goleadores, mientras que Diego Costa suma tres tantos en el torneo y el jueves marcó uno de los tres tantos al Lokomotiv. Los dos forman una sociedad imparable, con el francés a lomos de su velocidad y con el nacionalizado, que una década atrás jugó en el Celta, tirando de efectividad para ganarse un sitio en la lista de Lopetegui. Es competencia directa de Iago Aspas.

Unos 250 celtistas en la primera visita al Metropolitano

La Federación de Peñas del Celta ha gestionado alrededor de 250 entradas visitantes para el primer partido del conjunto vigués en el Wanda Metropolitano. Buena parte de culpa la tiene la peña con sede en Madrid Morriña Celeste, que aportará alrededor de medio centenar de aficionados. El resto llegará desde Vigo y otros lugares.

El moañés, además, tiene la cuenta pendiente de estrenarse ante el Atlético, al que no le ha marcado en ninguno de sus siete enfrentamientos previos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Aspas lidera el desafío del Wanda