Dos contratiempos mayúsculos

X.R. Castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Ballesteros

Wass sufre una hernia y estará parado tres semanas mientras Aspas arrastra una leve molestia en la rodilla que le impidió entrenar, aunque en teoría estará para jugar

10 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando la temporada camina hacia su punto álgido y el Celta debe librar la batalla definitiva por Europa, llegan dos contratiempos de consideración en forma de lesiones, aunque de diferente calado. Porque dos de los intocables de Unzué están parados: Daniel Wass sufre una hernia que le tendrá al margen al menos tres semanas, lo que le descarta para jugar hasta después del parón de marzo. Menos grave es la dolencia de Iago Aspas, que ayer no se ejercitó por mor de un problema en la rodilla, que en teoría no le impedirá jugar mañana el partido del Wanda Metropolitano. A mayores, Andreu Fontás continúa dando pasos para su recuperación y hoy se probará con el grupo.

«Daniel Wass lleva unos días con una lumbalgia, le hemos hecho una resonancia y hemos visto que tienen una hernia», señaló el jefe de los servicios médicos del Celta. El tratamiento va a ser conservador mediante fisioterapia. «No nos planteamos de inicio tratamiento quirúrgico, pero no se descarta dependiendo de la evolución, en función de eso decidiremos. Está mejor, pero no como para poder entrenar con normalidad». Cota no descarta incluso un tratamiento diferente si la evolución en los próximos días no es la correcta.

El futbolista danés se perdió el partido de la temporada el pasado lunes ante el Las Palmas después de haber tomado parte en los 30 partidos oficiales entre Liga y Copa.

Las opciones por Wass

La ausencia de Wass fue cubierta por Unzué colocando a Radoja en el perfil derecho del medio campo, pero la idea no funcionó y fue la entrada de Brais Méndez la que cambió la dinámica del partido. El buen rendimiento del mosense puede abrirle la puerta a la titularidad en la visita al Atlético de Madrid, aunque todo dependerá del perfil del centro del campo que el navarro quiera interponer ante el equipo más en forma del campeonato. El propio Radoja podría ser el de nuevo el elegido dando por descontado que el Tucu Hernández continuará como acompañante de Lobotka en el mediocentro defensivo.

El contratiempo de Iago Aspas parece de menor importancia pero igual de preocupante por tratarse del máximo goleador y referencia absoluta del equipo. El moañés no entrenó ayer por una molestia leve en la rodilla que lo convierte en duda aunque los servicios médicos del Celta son optimistas con su participación. «Hoy (por ayer) no ha podido entrenar con el equipo y el jueves se retiró antes de que finalizara la sesión. Decidimos que no entrenara», dijo añadiendo que se le han hecho pruebas que «descartan una lesión importante». «Le hemos dejado descansar por precaución y esperamos que no tenga problema para jugar el domingo. Lo normal es que llegue porque es una molestia menor».

Sin Iago Aspas, en caso de no recuperarse, las opciones pasarían por jugar con Maxi Gómez y Boyé por dentro o variar la posición de Emre Mor, que actuó en muchas ocasiones como media punta, lo que devolvería a Pione Sisto al costado izquierdo.

Una ausencia de Iago

Hasta la fecha Iago Aspas solo se ha perdido por acumulación de tarjetas el partido con el Villarreal en Balaídos el pasado mes de diciembre que acabó con 0-1 para el conjunto visitante. En aquella ocasión Unzué había apostado por jugar con Maxi como nueve y con Brais y Pione Sisto en las bandas, una opción que tras el ajuste de sistema parece difícil que se pueda repetir.

Fontás en plazos

Por otra parte Juan José García Cota hizo referencia a la evolución de Fontás, que lleva parado desde el 23 de febrero por mor de una rotura fibrilar de grado II en el músculo plantar delgado de la pierna derecha. El jefe de los servicios médicos apuntó que está «cumpliendo los plazos establecidos» y si no hay novedad hoy mismo empezará con el equipo, aunque no podrá estar a disposición de Unzué para el domingo. «Si tolera la prueba, el lunes o el martes entrenará de forma normal». Para la contienda ante el Atlético de Madrid Unzué tendrá a su disposición a Sergi Gómez, Roncaglia y Cabral como centrales.