Siete años del adiós de Paco Herrera al Celta

Los malos resultados llevaban al club a sustituirle por Abel Resino


Vigo

2013: «Emocionado» y «llorando por dentro» se despedía del Celta Paco Herrera hace hoy siete años y meses después de haber logrado devolver al equipo a primera tras una travesía en Segunda que a su vez había durado un lustro. Pese a haber sido ratificado pocos días antes, la directiva del Celta decidía prescindir de él. Tras él, solo Mohamed ha sido destituido en el banquillo céltico desde el regreso a la máxima categoría.

«Son tres años, tengo mucho cariño por este club. Todo es agradecimiento, es lo único que quiero expresar», comenzaba la comparecencia en la que decía adiós al club al frente del cual se había puesto en el 2010. La derrota ante el Getafe, precisamente el rival del equipo en esta jornada de Liga, le costaba el puesto a Herrera, que tendría su relevo en Abel Resino. Al técnico saliente se le comunicaba la decisión cuando ya era un secreto a voces que no continuaría.

Herrera se declaraba en su adiós «un socio más del Celta» y deseaba suerte a su sucesor declarando que si lo hacía bien sería «el bien de todos». Resino se comprometía entonces hasta junio del 2014, pero el club prefirió buscar otro perfil una vez certificada la permanencia -el mítico 4 %- y se hizo con los servicios de Luis Enrique. El asturiano estaría una única temporada, seguida de tres de Berizzo que dejaron paso a Juan Carlos Unzué. Luego llegarían Antonio Mohamed y Miguel Cardoso.

Herrera, por su parte, ha dirigido desde entonces a Zaragoza, Las Palmas, Valladolid, Sporting de Gijón, Aris de Salónica griego y Las Palmas. En sus reencuentros con el Celta con algunos de estos equipos siempre ha seguido recibiendo el cariño de una afición en la que dejó un gran recuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Siete años del adiós de Paco Herrera al Celta