Otra puerta de entrada a Europa

La séptima plaza, a la que aspira el Celta, dará un billete continental por los finalistas de Copa


La séptima plaza dará derecho a disputar la Europa League, aunque por un camino más largo al tener que superar dos fases previas. La resolución de las semifinales de la Copa del Rey (ya que salvo sorpresa el campeón del torneo acabará entre los seis primeros) abre una nueva puerta al Celta para intentar luchar por el regreso a Europa, una plaza por la que luchan a falta de 16 jornadas para el final una decena de equipos y que en teoría estará más barata que en campañas anteriores teniendo en cuenta el ritmo de puntuación actual.

Con la clasificación a día de hoy en la mano, los vigueses tendrían que superar al Eibar para plantarse en una ronda previa que el próximo curso tendrá sorpresa, ya que el último clasificado para la Europa League (el séptimo) tendrá que pasar tres eliminatorias para acceder a la fase de grupos (y no dos como el Athletic el curso pasado) al registrarse un cambio en la normativa que afecta a las tres próximas temporadas.

«Creo que tenemos una buena oportunidad de meternos en Europa, creo que lo podemos conseguir», comentó ayer el céltico Nemanja Radoja. Sin embargo, esa plaza tiene más pretendientes que nunca, porque entre el Sevilla, que ahora es sexto y el Espanyol, que ocupa la décima sexta plaza, solo hay ocho puntos de diferencia, lo que significa que diez equipos pugnan por dos pasaportes o nueve por uno si al final los hispalenses terminan dando el estirón hacia territorio Champions, que es su escenario pretendido.

Tanto tráfico posibilitará, salvo sorpresa mayúscula que la plaza esté más asequible que de costumbre en cuanto a puntos, ya que todos se restan. Tomando como referencia el séptimo puesto a estas alturas de temporada (22 jornadas) desde el regreso del Celta a Primera División, tan solo en una ocasión el corte estaba por debajo de los 32 puntos que luce ahora el Eibar. Fue en el curso 13/14 cuando el Sevilla ostentaba esa posición con 31 puntos. Dieciséis partidos después, al acabar la Liga, la séptima plaza fue para la Real Sociedad con 59 puntos, una cifra que puede ser de referencia para el Celta. De repetirse necesitaría 28 puntos más.

No obstante, en las últimas temporadas no hay una puntuación tipo para el corte, sino una oscilación importante. Por ejemplo, el mayo pasado el Athletic necesitó 63 puntos para acabar séptimo, pero dos años atrás, cuando el Celta fue sexto, al Sevilla le bastó con 52, los polos opuestos de los últimos cursos.

Para tener opciones reales, el Celta está ahora inmerso en una fase de calendario ante rivales directos por esa séptima plaza, comenzando por el Espanyol. Los de Cornellá están a seis puntos del cuadro vigués y una victoria celeste casi descartaría a un adversario. Luego llegarían las batallas con Getafe, Eibar y Girona, otros de los habitantes de ese nutrido vagón de aspirantes.

Volver a Europa como séptimo sería la mejor noticia para el Celta, pero eso implicaría un verano lleno de actividad y dificultades. Si el curso pasado el Athletic tuvo que superar dos eliminatorias (Dinamo de Bucarest y Panathinaikós) en la edición 18/19 de la segunda competición continental serán tres, lo que significa que el primero de los cruces comenzaría en julio (el día 26) con la vuelta el 2 de agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Otra puerta de entrada a Europa