Balaídos, puerta de entrada a Europa

El Celta, décimo quinto como local, y que afrontará 10 partidos en casa , está obligado a una importante mejora


x. r. c. vigo / la voz

Las tres victorias consecutivas a domicilio le han permitido al Celta dar un salto espectacular en la tabla y meterse de lleno en la lucha por la Europa League, pero gran parte de las posibilidades de volver a la competición continental pasan por hacerse fuerte en Balaídos, en donde el equipo de Unzué disputará diez de los 18 partidos de Liga que restan. Un pleno de 30 puntos sería un seguro de vida, cuestión utópica teniendo en cuenta el desarrollo de la primera parte del campeonato.

Porque después de 20 jornadas de Liga consumidas, el Celta es el sexto peor local del campeonato, con 12 puntos sobre 27 posibles. Alavés, Leganés y Athletic de Bilbao fueron sus víctimas y Getafe, Girona y Real Madrid pescaron un punto. En la segunda vuelta del campeonato visitarán Vigo cuatro rivales directos (Betis, Espanyol, Eibar y Sevilla), también cuatro de los cinco metidos en estos momentos en la batalla del descenso (Las Palmas, Málaga, Deportivo y Levante) y dos de los grandes (Barcelona y Valencia). 

El calendario

Tras el duelo con la Real Sociedad los vigueses afrontan un tramo de calendario al que no le sacaron el suficiente provecho en la primera vuelta, pero ahora los de Unzué, con su giro al pragmatismo, han dado un paso adelante. Además, y a diferencia de la temporada pasada, ahora no tendrán que soportar la sobrecarga de dos partidos por semana, algo que afectará a algunos de sus rivales. «Yo disfruto más jugando que entrenando, pero puede influir de cara al cansancio y para estar frescos mentalmente para afrontar este final de temporada», comentó Aspas sobre lo que le aguarda al equipo a partir de ahora. 

Con menos puntos

Por otra parte, y teniendo en cuenta el tráfico existente en la zona media de la clasificación, todo indica que el corte de la Europa League puede estar por debajo de los 60 puntos. «Hay mucha igualdad y puede ser», razonó el delantero de Moaña.

Desde el regreso del Celta a la élite, solo en la temporada 12/13 un sexto clasificado tenía menos puntos que en la actualidad (el Rayo sumaba 31 por los 32 del Sevilla a día de hoy) y el séptimo clasificado (que en último lustro ha entrado siempre en Europa ya que el campeón de Copa coincidió con uno de los cuatro equipos clasificados para la Liga de Campeones, algo que podría repetirse) nadie había bajado de los 30 puntos. Con esos números en la mano y teniendo en cuenta la frontera de los últimos años, la proyección apunta a una horquilla entre los 57 y los 60 puntos, cifras que obligarían al Celta a apurar el paso en esta segunda vuelta.

Hay que tener en cuenta que en la temporada de Luis Enrique el equipo vigués mejoró en 13 puntos su producción en la segunda parte del campeonato, un registro que de repetirse llevaría a los vigueses hasta los 63 puntos.

El quinto mejor visitante del curso

Los discretos números como local del Celta, chocan con sus producción a domicilio. El triunfo en Anoeta, el quinto fuera de casa en lo que va de temporada, convierte a los vigueses en el quinto equipo de la Liga a domicilio, tan solo por detrás del intratable Barcelona, Atlético de Madrid, Valencia y Villarreal, superando en la actualidad en un punto al Real Madrid. Como visitantes los vigueses han sido un equipo de extremos, con cinco victorias y otras tantas derrotas y con un único empate, el del Camp Nou.

De los 28 puntos que luce en la actualidad, 16 han sido cosechados como visitante. En la segunda vuelta le esperan ocho partidos a domicilio, entre ellos las visitas al Bernabéu y el Calderón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Balaídos, puerta de entrada a Europa