El Levante y el agente, partidarios de que se enfríe el caso Lerma-Aspas

El club granota estaría a la espera de algún gesto por parte de LaLiga


vigo / la voz

Que la denuncia pública de Jefferson Lerma contra Iago Aspas por insultos racistas tenga o no algún recorrido parece que quedará exclusivamente en manos del Comité de Competición, ya que, salvo un giro, ni el jugador ni el Levante darán pasos adelante en el asunto. El lunes por la mañana el representante del futbolista y la cúpula del club valenciano -con su presidente Quico Catalán a la cabeza y el directo deportivo Tito- se reunieron en las oficinas de Orriols para analizar la situación y ver cuáles eran los pasos a seguir. Según recogía ayer el diario Las Provincias, unos y otros se mostraron partidarios de dejar el tema tal y como está y no echar más leña al fuego. Eso sí, el diario levantino matizaba que el club granota estaría a la espera de algún gesto por parte de la Liga de Fútbol Profesional.

La patronal del fútbol español ya confirmó a principios de semana que estaba recabando información sobre el supuesto insulto racista que el delantero del Celta habría dirigido al centrocampista colombiano, pero ayer todavía no se había pronunciado al respecto. El Levante mantuvo contacto con la Liga y, según Las Provincias, tiene conocimiento de que el representante de la patronal de clubes que asistió al partido en el Citutat incluyó en su informe del encuentro la denuncia pública de Lerma. En todo caso, insisten, los mandatarios del Levante no se inclinarían por mover la maquinaria y presentar una denuncia contra el jugador del Celta. Sí agradecerían algún gesto de respaldo por parte de la Liga.

A priori, todo indica que el incidente quedará en una vía muerta, ya que para que activar el conflicto ante los órganos disciplinarios debería haber primero una denuncia por parte del Levante, que no parece dispuesto, o del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol, que tendría que actuar de oficio. Este comité podría estar pendiente de si la Liga incluye algo sobre el incidente en su informe semanal. La patronal de los clubes españoles está investigando el asunto, pero sin una prueba videográfica, difícilmente podría alimentarse la cuestión, y hasta la fecha ha sido la palabra de un futbolista contra la de otro.

El programa El Día Después, tras realizar el seguimiento al encuentro, se hizo eco de un encontronazo entre los dos jugadores ocurrido en el minuto 65. En las imágenes se intuye que Lerma dice algo a Aspas y este, según la lectura de labios que hace el programa, respondería con un «muerto de hambre», que en todo caso no tiene que ver con el «negro de mierda» que el colombiano aseguró que el moañés le había dicho, y que durante el encuentro ya trasladó al colegiado. Álvarez Izquierdo, sin embargo, no reflejó nada en el acta sobre la queja del futbolista granota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Levante y el agente, partidarios de que se enfríe el caso Lerma-Aspas