Con lo puesto para una semana loca

La sanción de Jonny para el Camp Nou, y las lesiones de Sergi Gómez, Roncaglia y Guidetti reducen de un modo sustancial las combinaciones del Celta para afrontar dos partidos en cinco días


Lo de formar dos onces diferentes para la Copa del Rey y la Liga parece un imposible para el Celta, que en cinco días tendrá que afrontar el partido de vuelta de los deiciséisavos del final de la Copa del Rey y la visita al Camp Nou. El principal problema se concentra en defensa con dos centrales en el parte médico (Roncaglia y Sergi Gómez) y un lateral (Jonny) sancionado con cinco amarillas para visitar el Camp Nou. A mayores, Guidetti, que debería ser el delantero titular en el torneo copero, tampoco está apto después de llevarse un golpe en los minutos que jugó el viernes ante el Leganés. A día de hoy, y pendiente del entrenamiento de esta mañana en Balaídos, cuenta con 14 jugadores de campo además de los tres porteros, lo que invita a pensar que además de Brais Méndez, podría haber algún canterano más en la convocatoria para la Copa e incluso para Barcelona.

 

Para medirse al Eibar el principal hándicap estará en el centro de la defensa ya que, salvo novedades, Cabral y Fontás tendrán que repetir (la opción sería dar cabida a Diego Alende, que el sábado jugó todo el partido con el filial). Roncaglia, con una rotura fibrilar de grado II en el bíceps femoral derecho, está a punto de recibir el alta, pero 50 días después de parar suena a temeridad que dispute los 90 minutos, mientras que Sergi, que trabajó ayer con los fisios pese a ser día libre para recuperarse de su elongación en el sóleo de la pierna izquierda, podría llegar en el mejor de los casos a la cita liguera.

Para mañana una de las opciones para darle descanso a Hugo Mallo sería colocar a Jonny en la derecha y buscar alternativas en la izquierda. Pampín, el juvenil que desde su regreso del Mundial es suplente en el filial, sería la opción más viable tras convencer a Unzué en la pretemporada.

En el centro del campo Brais Méndez fue titular en la ida en Ipurúa y tras descansar el sábado en el derbi de filiales parece un fijo para el once. Se supone que acompañando a Radoja, el menos utilizado de los centrocampistas y que necesita reivindicarse con minutos. Jozabed y el Tucu Hernández, en función de las apetencias para el sábado, se jugarán otro puesto en una medular en donde Wass necesita un descanso después de su descomunal arranque de campeonato.

Para el ataque, John Guidetti estaba llamado a ejercer de nueve como hizo en la ida en Ipurúa, en donde además marcó el segundo gol (1-2 está la eliminatoria a favor de los célticos), pero su contusión en el calcáneo izquierdo en la cita del viernes deja en el aire su participación en el duelo ya que los médicos han aconsejado reposo. Si se cae de la convocatoria, lo más normal sería que Maxi Gómez continuase como nueve de referencia para darle un descanso a Aspas, que hasta el momento ha participado en todos los partidos de Liga.

Emre Mor y Hjulsager, que fueron los elegidos para las bandas en el partido de ida, también deberían estar en la elección dado su poco protagonismo, lo que permitiría a Pione Sisto coger fuerzas para el sábado.

Charles, expulsado en Liga, apunta al once de un Eibar que encadena dos triunfos seguidos

La situación del Eibar cambió con respecto al partido de ida. Después de una pronunciada cuesta abajo, los armeros encandenan dos triunfos consecutivos en Liga (goleada al Betis y 1-2 en Vitoria ante el Alavés) que le permiten disfrutar de un colchón de siete puntos con respecto a la zona de descenso, un dato que les puede animar a dar un paso adelante para seguir en la Copa. De inicio, la roja a Charles en la cita del sábado le coloca como el primer candidato a la punta de ataque ante su exequipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Con lo puesto para una semana loca